En los últimos seis meses más de 8,1 millones de venezolanos han bajado de 10 a más de 20 kilos. Esta cifra, obtenida del estudio "Protestas en #Venezuela y comunidad internacional" de More Consultant, se traduce en que un 35.3% de los venezolanos han bajado drásticamente de peso, además un 37,1% declara haber pasado a comer una o dos veces al día. La situación del país cada vez es más insostenible, no solo por la crisis alimentaria, sino por la política, económica y social del país.

Un 80% de los venezolanos evalúa negativamente la gestión del presidente Nicolás Maduro. Dentro del oficialismo un 28,2% constituye este porcentaje, lo que se traduce en una división dentro del propio partido.

Anuncios
Anuncios

En el mismo, algo más de un décimo de los afines al oficialismo cree que Maduro debería abandonar el cargo a través de renuncia, elecciones o revocatoria.

El presidente, que no ha dejado de perder apoyos desde que comenzó el año, convocó el pasado 1 de mayo la Asamblea Nacional Constituyente "comunal" para la que se elegirían sus miembros el próximo 30 de julio. El proceso, que en ningún momento se ha señalado que será universal para todos los venezolanos, ha sido recurrido en varias ocasiones por la fiscal general Luisa Ortega. Esta afirma que el decreto presidencial está viciado de nulidad puesto que el presidente no puede convocar la Asamblea sino que tiene la capacidad de proponerla y debe ser el pueblo mediante referéndum quien decida si está a favor o no.

A la crisis política debe sumarse la económica.

Anuncios

Venezuela contempla una inflación semanal del 11,45% y cuenta con la ayuda de Rusia y China para afrontar la situación. Ambos países le han prestado 35 mil millones de dólares, cifra que no deja de aumentar al estar interpuesto un interés al 18%.

Las consecuencias de la profunda crisis venezolana

Desde las sentencias del Tribunal Superior de Justicia venezolano del 29 de marzo, en las que se incrementaban los poderes del ejecutivo, la oposición y sus afines están en la calle. Las protestas se han incrementado desde la convocatoria de la Constituyente.

Más de 3.000 detenidos y 1.000 heridos, a los que hay que sumar aquellos que han dejado la vida en las protestas y los desaparecidos, son las víctimas que está dejando esta grave crisis. Como consecuencia los barrios están aislados, ya no solo sin medicamentos o alimentos, hay zonas a las que ni siquiera llega el agua.

La crisis social no solo se visibiliza en las manifestaciones en las calles, sino en la inseguridad con la que los venezolanos conviven. El país mantiene una tasa de homicidios de 3 cada hora, superior a la de víctimas mortales de ataques terroristas. Si se añade a las personas que mueren al día por falta de medicamentos o material clínico en los hospitales, el número de fallecidos en el país a consecuencia de la situación continúa incrementando.

Otros enlaces de interés:

Nicolás Maduro se declara dictador de Venezuela

¿Por qué Venezuela decidió cambiar su moneda? #AsambleaConstituyente