Tres millones de euros es la cifra que el gobierno de #Italia impuso como multa a la empresa de mensajería WhatsApp por azuzar a sus usuarios a compartir información con la red social Facebook.

Lo anterior lo dio a conocer la Autoridad para la Competencia en Italia, que es la entidad encargada de regular y reglamentar el vínculo existente entre empresas y usuarios, a fin de mantener un equilibrio entre ambos y evitar abusos.

Según la Autoridad para la Competencia, la multa a la empresa estadounidense #WhatsApp dedicada a la mensajería, es producto de una seria investigación que duró alrededor de siete meses (desde octubre de 2016), iniciada ante presuntas violaciones al Código que defiende los derechos de los consumidores italianos.

Anuncios
Anuncios

¿Qué hizo WhatsApp?

Según la indagatoria, WhatsApp instó a los usuarios de su aplicación a aceptar por completo sus más recientes condiciones de uso, entre las que destacan, que las personas tuvieran que compartir sus datos generados al usar la aplicación de mensajería, con la empresa #Facebook, dando por entendido que si no se aceptaban los nuevos términos, tendrían que dejar de usar el WhatsApp.

Historia

Estas violaciones al Código del Consumidor italiano fueron observadas principalmente por quienes utilizaron WhatsApp antes del 25 de agosto de 2016, fecha a partir de la cuál, la aplicación realizó sus actualizaciones de reglamentación y políticas de uso.

Las personas que leyeron a detalle se dieron cuenta que, en la redacción no se daba mucho espacio para negarse a compartir sus datos privados con Facebook, y daba a entender que o se hacía así o podían negarse y al hacerlo tendrían que dejar de usar WhatsApp.

Anuncios

Otras inconsistencias.

Además, la Autoridad para la Competencia Italiana encontró injustos otros términos del contrato de la aplicación, entre los que destacan, aquellos, que permiten, sin justificaciones, ni motivos previos interrumpir el servicio de WhatsApp en los dispositivos de las personas.

Críticas

Hay que recordar que hace dos años, Facebook compró WhatsApp por 18.300 millones de euros. Desde entonces el intercambio de información entre la aplicación y la red social ha sido observado por las autoridades que protegen los datos de las personas, generando serias críticas en todo el Continente Europeo, principalmente por la falta de respeto al derecho que tienen los usuarios al resguardo de su información privada.