Justo cuando estamos asimilando el último atentado del #ISIS en Europa, en la ciudad de #Manchester, al acabar el concierto de Ariana Grande, con cerca de 25 fallecidos; nos enteramos de que Estado Islámico ha tomado la decisión de prohibir a sus seguidores (a los que llama "soldados") que usen las redes sociales.

Tal ha sido el cambio (el ISIS solía captar adeptos en las redes sociales, utilizaban diversos perfiles para divulgar contenido sobre su doctrina o para llevar a cabo campañas de miedo) que ha amenazado a sus seguidores con graves sanciones si incumplen estas prohibiciones.

En una misiva enviada por una "comisión delegada" -la más importante dentro de la estructura administrativa del Estado Islámico- califican las redes sociales como herramientas creadas por los enemigos de Alá y de su propio profeta y están vigilándoles y acosándoles para que no puedan transmitir la palabra de Alá.

Anuncios
Anuncios

Esta comisión está conectada, de manera directa, con el emir del grupo yihadista y se encarga de supervisar los órganos civiles y militares, además de las regiones territoriales en la zona de Siria e Irak. A causa del uso de las redes sociales de forma convulsa por parte de los soldados de Estado Islámico se ha provocado un gran perjuicio dentro del propio grupo.

Sorprende este cambio ya que las redes sociales e Internet han sido siempre una importante herramienta por parte de los grupos terroristas, tanto por parte de Estado Islámico como por Al Qaeda, para llevar a cabo propaganda de su radical forma de pensar o reivindicar sus ataques, como ha sido con el último atentado de Manchester. Y, de esta manera, han logrado miles de combatientes alrededor del mundo que han decidido unirse a la yihad o a la conocida guerra santa que se vive, actualmente en Siria y en Irak.

Anuncios

Quizás este cambio sea a causa de la inauguración por parte del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz, de un centro de lucha contra el extremismo con el nombre de "moderación" que se encargará de seguir la información que los yihadistas se intercambian en Internet, sobre todo, en las redes sociales o foros y apostarán por un discurso moderado.

Sin duda, parece que el ISIS tiene miedo a que encuentren a los líderes y ha decidido que es hora de cambiar la forma de hacer las cosas para seguir matando. Inglaterra está en nivel 5 de alerta antiterrorista, ya que hay muchas posibilidades de sufrir un nuevo atentado en los próximos días. #DAESH