Cada vez son más las modas y juegos que siguen niños y adolescentes. Si bien esto se debe a lo influenciable que se puede volver la personalidad cuando se está en esa edad, sí es cierto que algunos #trendings son cada vez más siniestros.

Aunque al principio pudo parecer un mito, resultó ser una cruel realidad. Este #juego, iniciado en Rusia y que consta de cincuenta "niveles", se ha llevado por delante la vida de todos aquellos que se han enfrascado en él. Haciéndose viral en las redes sociales, se expandió por México, Brasil y Colombia, hasta llegar a España.

Todos los jugadores debían de seguir pruebas que consistían tanto en cortarse brazos y piernas como en castigarse por no hacerlo; algunas incluso consistían en quedarse veinticuatro horas despierto, ver vídeos aterradores a las cuatro de la mañana que los propios coordinadores enviaban por chats de Whatapp, o subir a lo alto de un edificio y mirar hacia abajo.

Anuncios
Anuncios

Se cree que el nombre del juego se debe al suicidio colectivo de las ballenas, y debía realizarse siguiendo unas pautadas normas que eran, al parecer, fielmente comprobadas por los coordinadores del juego haciendo a los jugadores publicar las fotos de sus retos una vez realizados, para que tener prueba de ello, y que acababan en el nivel cincuenta: el jugador debía de quitarse la vida para ganar. Y eso hicieron.

La red social donde comenzó todo ésto fue Vkontakte, donde muchas personas preguntaban qué debían hacer y dejaban expuesto su deseo por comenzar a jugar; aunque la siguieron Facebook, donde se han encontrado multitud de páginas y grupos hablando del juego; e incluso WhatsApp, desde donde los coordinadores daban las pautas que se debían de realizar hasta llegar al último nivel. Se ha constatado de que el juego se ha llevado por delante la vida de alrededor unos ciento treinta adolescentes.

Anuncios

Philipp Budeikin, el creador del juego suicida, tiene veintiún años, estudia psicología y ya ha sido arrestado tras confesar que ha sido el mismo creador y que las personas que acabaron quitándose la vida por el juego "Murieron felices. Les di lo que no tienen en la vida real: calidez, comprensión y comunicación", agregando, no obstante, de que tras esto no había intención alguna de llevar a los jugadores a la muerte, sino que trataba de una simple broma.

Sin embargo, el vídeo sigue siendo viralizado en las redes y las autoridades siguen indagando para tener más información de ello.