Y vuelve a ocurrir. #París es de nuevo objetivo del Estado Islámico. A dos días de las elecciones a la presidencia de la República Francesa y sumidos en plena campaña electoral, vuelve el miedo, si es que ha desaparecido en algún momento. Era el marco más temido y aún así no se ha podido impedir. Un policía muerto y otro dos gravemente heridos es el resultado del tiroteo que tuvo lugar ayer -20 de abril- en los Campos Elíseos.

Eran alrededor de las 21.00 horas cuando un vehículo se detuvo cerca de un coche de policía que se encontraba estacionado en la avenida más concurrida de París. El atacante salió del coche y disparó a uno de los miembros de la patrulla, que murió en el acto.

Anuncios
Anuncios

Antes de ser abatido, el asaltante consiguió herir de gravedad a otros dos agentes. Inmediatamente, el presidente François Hollande convocó una reunión de emergencia en el Palacio del Elíseo y decenas de agentes invadieron la zona afectada, que fue cortada al tráfico.

No cederemos nada, no flaquearemos, permaneceremos unidos ante esta amenaza odiosa y taimada que pesa sobre todas las ciudades del mundo”, escribió en un comunicado Anne Hidalgo, alcaldesa de París. Mientras, por su parte, Emmanuel Macron afirmaba que “esta amenaza formará parte de lo cotidiano en las próximas décadas”. El candidato de En Marcha!, junto con el conservador François Fillon y Marine Le Pen del Frente Nacional, han suspendido sus actos de campaña. Durante el ataque, los tres se encontraba en un programa de la cadena de televisión France 2.

Anuncios

El terrorismo es hoy centro de todos los debates. Los candidatos deberán tratarlo como asunto urgente en sus programas. Dos años en estado de emergencia y Francia sigue siendo la gran víctima de toda una serie de atentados extremistas que han causado la muerte a 230 personas. La autoría de este último ataque fue también reivindicada por el Estado Islámico a través de su agencia de noticias Amaq. Así mismo, el #ISIS identificó al terrorista como Abu Yusuf al Beljiki ('el belga'), aunque las autoridades francesas no han querido confirmar a los medios si se trata de él. “La identidad del atacante es conocida, ha sido verificada. Pero no la daré porque las investigaciones están aún en curso, sobre todo para comprobar si tuvo un cómplice o no”, declaró François Molins, fiscal jefe de París.

“Francia está en guerra”, declaró Hollande en noviembre de 2015. El país está ocupado por la policía. Ya no sorprende ni a ciudadanos ni a turistas girar la calle y ver patrullas de soldados armados. Dos años de atentados y la vida de los franceses sigue, sin olvidar el estado de alerta en el que se encuentran. El miedo vuelve a París, si es que alguna vez se había ido.