Llegan las últimas noticias de Kimland, o Corea de Norte, donde no existe hoja que el dictador no escoja, donde no se hace nada que no sea aprobado u ordenado por Kim Jong-un. Pyongyang ha declarado “tener sus fuerzas revolucionarias listas y preparadas para responder y derrotar a cualquier portaaviones estadounidense, incluido el Carl Vinson”. El país de Kim Jong-un amenaza, reconociendo a través de periódico del Partido de los Trabajadores, Rodong Sinmun, tener un poder inimaginable para EE.UU.

Donald Trump está enviando a la península norcoreana todo su potencial armamentístico mostrando su fuerza y capacidad de respuesta ante las amenazas del reino de Kim: 2 lanzamisiles y un crucero lanzamisiles; destacando el portaaviones USS Carl Vinson que está compuesto de casi 70 aeronaves de las que 24 son cazabombarderos F/A-18, 10 aviones antisubmarinos S-3ª, 10 aviones cisterna, 4 aviones de guerra electrónica EA-6B y 4 aviones de alerta temprana E-2.

Anuncios
Anuncios

Además de su propio potencial, el presidente norteamericano, ya se ha reunido con el presidente de China, Xi Jinping, con el fin de analizar las actuaciones y medidas que llevaran a cabo contra el aliado de Pekín, Pyongyang; aunque Donald #Trump confirma abiertamente que actuará con o sin la ayuda de China. También confrontará opiniones con el primer ministro japonés Shinzo Abe.

La península coreana acusa a Estados Unidos de ser el imperio de mal, de querer borrarles del mapa, destruirles y tener intenciones de crear un desastre sin precedentes con un ataque químico y asegura que la misión de las unidades militares americanas enviadas a #Corea del Norte conlleva ambición criminal y de destrucción. Asegura que responderán y no se convertirán en simples espectadores pasivos de los movimientos norteamericanos que buscan una guerra bioquímica contra ellos; por lo que Kim Jong-un continuará con su programa de misiles con pruebas semanales y dispuestos a la guerra si Trump así lo quiere.

Anuncios

Pyongyang añade más tensión, si cabe, tras la detención de un estadounidense de origen coreano, Tony Kim, perteneciente a una Iglesia evangélica protestante, ya que, en Corea de Norte cualquier tipo de propaganda religiosa lleva la consideración de crimen. ¿Muestras de fuerza y de poder por parte de Corea del Norte y Estados Unidos, donde ninguno tiene miedo pero ambos aportan un potencial armamentístico tremendo y la seguridad de atacar si es necesario? ¿El comienzo de la #Tercera Guerra Mundial?

Lo que sí es seguro que tal y como están aconteciendo los hechos, nos encontramos ante un momento histórico para todos.