A finales de la semana pasada el Tribunal Supremo de Justicia (#TSJ) organismo que sustenta el poder judicial en Venezuela emitió dos sentencias que prácticamente eliminan lo que es el accionar del poder legislativo, el cual cuenta con mayoría opositora desde diciembre del año 2015. Dicha acción fue calificada por quienes adversan al gobierno de Nicolás Maduro como un “Golpe de Estado”.

Esta situación ha generado innumerables protestas en el país, principalmente en la capital del país. Sin embargo, concejales de la cámara municipal de Lechería (320 kilómetros al este de Caracas) han manifestado que ante esa situación respaldan los llamados de movilización ciudadana para hacer frente a un posible gobierno dictatorial.

Anuncios
Anuncios

Uno de los concejales es Óscar Navas, quien pertenece a Voluntad Popular, denuncia que las sentencias del TSJ rompen con la legalidad de la nación a partir del momento en el que se desconocen los dictámenes constitucionales y se intenta eliminar y limitar las funciones del poder legislativo electo por mayoría en el año 2015.

“Nosotros exhortamos a todos los demócratas a luchar por el rescate de la institucionalidad, el respeto a la Constitución y la presión popular para lograr que se convoquen elecciones abiertas y que la ciudadanía elija el destino que mejor crea para la república”, Destaca Navas. El joven edil del partido naranja califica como golpista a los propios magistrados del TSJ por protagonizar un atentado en contra de la Carta Magna y el pueblo quien en pleno uso de su soberanía eligió a gran parte de los parlamentarios que componen la Asamblea Nacional de #Venezuela.

Anuncios

“Nosotros votamos y elegimos a los diputados nacionales, por esa razón ningún Magistrado tiene el derecho de dejar sin efecto la posición democrática y mayoritaria de los venezolanos que nombraron a sus representantes ante el Parlamento”, recalca Navas.

Reputación cuestionada

Otra de las integrantes del partido que lidera el político detenido desde el año 2014 es María Alejandra Malaver, quien manifiesta que los actuales magistrados del principal tribunal del país dejan muy mal parados a los profesionales del derecho por sus recientes actuaciones.

“En Venezuela existen juristas de un altísimo nivel que rechazan la arbitrariedad y actitud francamente soez de un TSJ supeditado a los deseos de #Nicolás Maduro; eso no puede llamarse justicia, eso se llama dictadura”, sentenció Malaver. Óscar Navas y María Alejandra Malaver enviaron palabras de aliento a todos los dirigentes políticos que sufrieron agresiones en las últimas horas por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana o por Colectivos durante las jornadas de protesta.