Esta situación me recuerda un chiste muy popular, donde un hombre desesperado por dinero decide irse a un oscuro bosque y venderle su alma al diablo, las invocaciones a gritos producen resultados ya pasada la medianoche y el diablo aparece, ¡diablo dame dinero por mi alma! Le solicita el hombre, acto seguido firman un contrato donde el hombre le entrega su alma por dinero, recibe nuestro héroe una bolsa llena de dinero de uso corriente. Feliz nuestro hombre empieza a gastar desmesuradamente su dinero en toda clase de lujos, aviones, mujeres, fiestas, viajes, licor, hoteles de súper lujo, regalos a los amigotes, etc.

El caso es que el despilfarro tiene consecuencias y se le acaba todo el dinero del diablo.

Anuncios
Anuncios

Acto seguido nuestro amigo vuelve al mismo bosque y en altas horas de la noche procede a una nueva invocación, ¡Diablo dame dinero a cambio de mi alma! Ahora las invocaciones son repetidas en muy alta voz y tienen resultados con la maléfica presencia que le vuelve a entregar una bolsa con dinero un tanto más chica que la anterior. Sin problemas el hombre recibe el dinero solo sumillando un escueto recibo. El tiempo pasa y la vorágine de gasto continúa, y como es lógico también se le acaba. Nuestro héroe vuelve al bosque y procede a sus satánicas invocaciones, pasan varias horas y el diablo no aparece, cuando ya cansado de sus ritos, gritos y sahumerios, se le aparece un diablo pequeñito que le dice Señor, Señor manda a decir mi papá que se le acabó la plata. Personalmente yo encuentro algunas similitudes e ironías con la situación del posible cierre gubernamental por falta de #presupuesto de la indiscutible primera potencia mundial.

Anuncios

Pero ya fuera de toda broma por la falta de presupuesto, se podría dar hasta con el cierre del gobierno de la primera potencia del mundo, y tranquilamente en forma casi inmutable el presidente Donald Trump contesta "Veremos qué sucede. Si hay un 'cierre', hay un 'cierre'. A Donald Trump a mi humilde entender hasta le conviene un cierre gubernamental por falta de presupuesto, están listas las flechas para arremeter contra los demócratas a quiénes desde ya les hace responsables de esta cosa tan negativa según su argumento.

El Congreso estadounidense, solo tiene hasta las 4 de la madrugada con un minuto de este sábado, para aprobar el presupuesto. Caso contrario se podría producir el despido temporal de cientos de miles de empleados y o funcionarios del Gobierno Federal.

Hay un esfuerzo republicano para aprobar un presupuesto provisional hasta el 5 de mayo, lo que le haría ganar una semana más, por este motivo la pelota está en manos de los demócratas y Donald Trump lo sabe, y solo se limitaría en forma tranquila a negociar. Por estos antecedentes deducimos sus pausadas, y calculadas declaraciones a la Agencia REUTERS, Si hay un cierre, hay un cierre. #Estados Unidos