Canadá y los Estados Unidos son países fronterizos de idioma, tradiciones y culturas muy diferentes, sus dirigentes son quizás, ahora mismo, la prueba más clara de ello. En diversos medios se ha calificado el encuentro entre Justin Trudeau y Donald Trump como “la reunión entre la Bella y la Bestia”. Una de las imágenes más destacadas ha sido la de Ivanka Trump mirando embelesada a Justin Trudeau.

Pero no es solo la hija de Trump, Isabel II, Angela Merkel, Emma Whatson, Kate Middleton…se han dejado “seducir” por los encantos de Justin Trudeau, su imagen de chico a la vez dulce y con un punto de rebeldía, mide 1,88 m., es moreno de ojos verdes y nariz potente (como buen boxeador) son un punto de apoyo a su empática personalidad.

Orígenes

Justin Pierre James Trudeau nació en Ottawa, el 25 de diciembre de 1971, hijo de una pareja, muy popular por aquel entonces, formada por Margaret Sinclair y Pierre Trudeau, exprimer ministro de Canadá, que es considerado como el fundador de la Canadá moderna, su sombra parece alentar más que pesar sobre Justin.

Estudió en los mejores colegios, tiene el título de Ingeniería y de Maestría Medioambiental. Practica boxeo, yoga y trabajó como maestro. El 28 de mayo de 2005 se casó con Sophie Grégorie, presentadora, reportera de televisión y profesora de yoga que lo dejó todo para apoyar de cerca la carrera #Política de su marido. Juntos tienen tres hijos.

Carrera Política

Hasta la muerte de su padre, Justin no comenzó en serio su carrera política, apoyó a varios compañeros del partido liberal, el 29 de septiembre del 2012 fue elegido entre las filas liberales como candidato a la circunscripción de Papineau. El 25 de septiembre de 2012 anunció su candidatura como líder del Partido Liberal de Canadá, tras la dimisión de Michael Ignatieff, se presentaron 5 candidaturas más, pero él arrasó con más del 80% de los votos. El 19 de octubre de 2015 se produjo la victoria absoluta del Partido Liberal que lo llevó a ser nombrado Primer Ministro, el 4 de noviembre de 2015.

Ideario Político

En su programa se mencionaban una serie de medidas que ha comenzado a implantar desde que tomó su cargo, una de sus prioridades es a de bajar los impuestos a la clase media y aumentar los de 1% más rico de la población. Pretende crear un gobierno transparente y abierto que implica una reforma democrática y del senado. Mejorar la relación con los pueblos nativos. Y ha anunciado que las fuerzas canadienses se retirarán de la lucha activa contra el Estado Islámico.

Además ha abierto las puertas de Canadá a todos aquellos a los que Trump se las cerró en las narices, Canadá ha acogido ya a casi 40.000 refugiados.

Se ha manifestado a favor del aborto y de la posibilidad de las mujeres de elegir, y también a favor de los matrimonios homosexuales, de hecho se han hecho virales las fotografías e su participación en marchas de los colectivos LGTBI. También se ha manifestado a favor de la legalización de la marihuana (incluso ha reconocido haberla fumado en varias ocasiones).

Aunque se reconoce católico, Justin Trudeau, mantiene que “aunque las creencias privadas tienen que ser respetadas, son fundamentalmente ajenas al servicio público”.

Justin Trudeau es un político que no lo parece, y eso, en los tiempos que corren es todo un piropo, además es un experto en el manejo de las redes sociales, con más de 2,95 millones de seguidores en twitter, 4 millones de likes en facebook y 970 mil en Instagram. Dispuesto hasta a quitarse la camisa por una buena causa, no es de extrañar que el “Entertainment” lo sitúe en el número uno de los políticos más hot de todo el mundo. #Internacional #Canadá