Según informa la agencia surcoreana Yonhap, durante la mañana del día de ayer, un hombre de mediana edad y de complexión robusta, deambulaba por las tiendas para viajeros del aeropuerto de Kuala Lumpur, cuando dos mujeres se le acercaron y sorprendentemente le atacaron con agujas envenenadas. Acusando un marcado malestar el hombre se desplomó, con signos de encontrarse en grave estado. De inmediato, la seguridad del aeropuerto convocó a los servicios de emergencia que condujeron a la víctima, ya agonizando, al hospital de Putrajaya, lugar al que arribó ya sin vida. Posteriormente se lo identificó como Kim Jong nam, hermano mayor, del impopular líder norcoreano Kim Jong un, al que en otros tiempos se lo señalara como el posible sucesor del "Querido Líder, Kim Jono g-il".

Anuncios
Anuncios

La policía malasia, en un primer momento, informó de la muerte de un ciudadano norcoreano que, según su documentación, tenía planeado viajar el lunes por la mañana desde Seúl a Macao. Finalmente se corroboró la identidad de la víctima como Kim Jong nam, adjudicándose el hecho a las dos atacantes, que serían agentes, pertenecientes a los servicios de inteligencia de Corea del Norte, que se caracterizan por sus novelescas intervenciones en el exterior. En el pasado han sido sospechados, de elaborar complicadas tramas, dirigidas a acabar con la vida del hermano rebelde de Kim Jong un. Contándose entre los posibles atentados, aquel que quería simular la muerte de Kim Jong nam en un accidente de tráfico.

El hermano mayor del líder norcoreano, era el primogénito de Kim Jono g-il. Nacido en 1970 de la relación extramatrimonial, con su primera concubina, la joven actriz Song Hye-rim.

Anuncios

Siempre se lo consideró, como el mejor posicionado en la sucesión del régimen. Perdió el favor de su padre, cuando en 2001 fue descubierto en Japón, acompañado por dos mujeres y un niño, mientras intentaba, con documentación falsa, abordar un avión que lo llevaría a visitar Disneylandia, en Tokio. Fue un severo crítico del gobierno de su padre escribiendo un libro titulado: “Mi padre Kim Jong-il y yo".

Este no sería el primer suceso violento relacionado con el gobierno dictatorial de Kim Jong-un. A la ejecución del jefe del Estado Mayor, se suma uno de los episodios más terribles del sangriento régimen norcoreano, la muerte de Jang Song-thaek, tío del Supremo, que había comenzado a tener demasiado poder, considerándosele el número 2 de la república. Después de acusarlo de traidor y corrupto, son varias las versiones que narran la violenta forma en que fue ejecutado. Una de ellas dice que se lo encerró en una jaula con 120 perros hambrientos. #Internacional #Sucesos #Corrupción