Días antes de que ocurriera la masacre de Hurlingham, en Argentina, los principales sindicatos han anunciado un paro internacional de mujeres para el próximo 8 de marzo.

En el país donde mueren más de 5 mujeres por semana, nadie puede quedarse de brazos cruzados. El machismo socavado durante años está haciendo estragos. Hace unos meses, el 19 de octubre del año pasado, miles de mujeres marcharon por la avenida más emblemática de la capital argentina. Otras tantas, que no pudieron concurrir a la manifestación se vistieron de negro y así hicieron sus rutinas cotidianas. Metros, autobuses, escuelas, hospitales, bares, fueron muy pocas las que no llevaron luto aquel miércoles y pararon sus actividades habituales durante una hora.

Pero la violencia necesita, además de conciencia social, leyes para ser erradicada. Otros 30 países se sumarán a la lucha contra la violencia y la opresión que aún hoy sufren las mujeres.

En Argentina, el 67 % de las mujeres que están en pareja sufren maltrato físico y el 93 % se siente disminuida por su pareja. #Violencia de género