La información proveniente de la cadena de televisión turca señala al peligroso asesino profesional Lakhe Mashrapov, como el autor del atentado perpetrado en el club Reina de Estambul. La policía turca ha detenido a un total de 16 personas, relacionadas con el presunto responsable de los asesinatos terroristas, ocurridos hace 72 horas.

El relato de algunos de los testigos del ataque señala maniobras que caracterizan al kirguís, como altamente entrenado para cometer este tipo de ataques. El arma utilizada fue una AK-47 de núcleo de acero perforante, con la que disparó 180 balas, considerándose que tenía en su poder 6 cargadores dobles, los que fueron vaciados sobre las más de 100 personas, que se convirtieron en sus blancos.

Anuncios
Anuncios

Los testigos lograron advertir que, cada vez que vaciaba un cartucho Lakhe Mashrapov, arrojaba un objeto que emitía una gran luminosidad y, a la vez que producía distracción, le señalaba las próximas personas a las que atacaría; luego con gran velocidad cargaba nuevamente el arma y seguía disparando.

Después de la masacre se quitó el abrigo en el que abandonó la suma de 135 euros, limpió el arma y huyó del lugar. Según declaraciones de un especialista turco en #Terrorismo a la cadena turca de comunicaciones, el caminar del terrorista hace suponer que fue alcanzado por un disparo en su pierna derecha. Ya en la calle abordó un taxi, desde el que se registró una llamada hecha a alguien ubicado en el barrio de Zeytinburn; descendió del coche sin abonar el viaje, puesto que había dejado su dinero en el abrigo.

Anuncios

Viajó luego en un ferri que cruzando el mar de Mármara, lo condujo a la ciudad de Yalova y, haciendo autostop se trasladó hasta Bursa, a más de 100 kilómetros de distancia de Yalova, donde se le pierde el rastro.

Un diario turco, el "Chumhuriyet", logró una entrevista con la esposa del terrorista, quien dice no haber tenido conocimiento de que su esposo perteneciera al ISIS. Recordemos que la banda terrorista del autodenominado estado islámico, ha reivindicado el ataque, asimilándolo a una venganza por los bombardeos que el estado turco efectúa sobre sus posiciones en Siria.

Los servicios de seguridad turca señalan que Lakhe Mashrapov, el 20 de noviembre viajó en una aerolínea comercial desde Kirguizistán, al Aeropuerto Internacional Atatürk, en Estambul. Desde allí llegó a Ankara, para arribar finalmente el 22 de noviembre, a Konya, donde se estableció con su esposa e hijos, en un piso de alquiler de 295 euros al mes. Mashrapov se asimiló al resto de la población sin levantar sospecha alguna entre las autoridades del lugar.

Anuncios

A los 9 días dejó a su familia para viajar en automóvil a Estambul. La foto que ilustra las noticias de toda la prensa mundial, proviene de un selfie que el terrorista de 28 años de edad, hizo con su celular, caminando por las calles de Estambul, horas antes del atentado.

Según declaró a la prensa Rajat Sulaimánov, portavoz del organismo de seguridad de Kirguistán, los servicios especiales de su país están abocados a comprobar los datos que señalan a Lakhe Mashrapov como el autor de la masacre de Estambul.