Ha sido detenido el presunto terrorista que mató a 39 personas e hirió a más de 60 en la fiesta de fin de año celebrada en una discoteca de la capital turca a orillas del Bósforo. El atacante, ha sido identificado como Abdulkadir Masharipov, procedente de Kirguizistán, según informan medios turcos.

De momento, los medios locales sostienen dos hipótesis diferentes: Una de ellas indica que el presunto terrorista fue capturado en la casa de un amigo, sin embargo, según el periódico Hürriyet, el sospechoso habría sido detenido en su casa, en la que estaba acompañado de su hijo de 4 años, y ya habría sido trasladado al cuartel general de la Policía en Estambul.

Anuncios
Anuncios

El ataque fue reivindicado pocas horas después de los hechos por el autodenominado Estado Islámico, con estas palabras:

"En la continuación de las benditas operaciones que el #Estado Islámico está llevando a cabo contra el protector de la cruz, #Turquía, un heroico soldado del Califato golpeó una de las discotecas más famosas donde los cristianos celebran su día de fiesta apóstata".

Sin embargo, la búsqueda del sospechoso habría sido infructuosa hasta la tarde del día 16, a pesar de los numerosos medios desplegados para la localización y captura del atacante: Batidas sorpresa, helicópteros y miles de efectivos policiales rastreando meticulosamente cada rincón de los barrios del distrito de Besiktas. Incluso durante las primeras 24 horas se detuvo a 8 sospechosos, aunque ninguno de ellos resultó ser el artífice del ataque.

Anuncios

Los servicios de inteligencia turcos no cesan en sus investigaciones tras las numerosas ofensivas terroristas en territorio nacional. El atentado de mayor relevancia, el ocurrido en el aeropuerto Atatürk en el que murieron 45 personas, que también fue cometido de forma masiva y cuyos objetivos también fueron civiles.

A la espera quedamos de la resolución policial, tras el interrogatorio que según fuentes turcas estaría llevándose a cabo en estos momentos, y de las medidas adoptadas por el presidente Erdogan, que el pasado día 3 prometió ser "implacable con los autores". #Terrorismo