El pueblo brasilero y el mundo entero llora la muerte de un equipo de jóvenes futbolistas, que llenos de ilusiones y esperanzas viajaban a la ciudad de #Medellín al primer partido de la final de la Copa Sudamericana entre el equipo Chapecoense y el Atlético Nacional de Colombia.

Y en el día de ayer, lo que sería el primer juego de la final, se convirtió en una reunión de fanáticos con el pueblo colombiano, que rindieron un sentido homenaje a las víctimas del equipo Chapecoense en el estadio Atanasio Girardot, donde distintas personas entre lágrimas contenidas y sollozos, ofrecieron algunas palabras acerca de lo sucedido en Medellín.

Anuncios
Anuncios

Milagrosamente y de manera increíble, hubo 6 supervivientes entre los 77 pasajeros, no sólo iban jugadores y técnicos del equipo Chapecoense, sino también algunos periodistas que cubrirían la noticia de este primer juego de la final entre el equipo brasilero y colombiano.

Según los informes obtenidos, después de dos días del fatal accidente, se da a conocer que una de las causas probables fue la negligencia por parte del piloto de la nave, que no se percató de la cantidad de combustible con el que viajaba y tampoco se declaró en emergencia al comunicarse con la torre del control del aeropuerto José María Córdoba de Medellín.

Juan Sebastián Upegui, copiloto de la línea aérea Avianca y testigo del accidente, narró cómo fue su experiencia al escuchar la conversación entre el piloto del avión de #Lamia y la torre de control, y como lo vio caer a toda velocidad, después de que informase de que ya no tenía combustible y que se había presentado una falla eléctrica que los había dejado sin luz.

Anuncios

Segundos más tarde se perdió el contacto con la aeronave y quienes escucharon la conversación se dieron cuenta del destino fatal de los pasajeros que allí viajaban. Una de las supervivientes, azafata de la línea aérea Lamia, contó que después de haberse apagado las luces, sintió un estruendo y luego no supo más de sí.

Tres jugadores del equipo también sobrevivieron y un periodista, quienes reciben asistencia médica y se recuperan en un hospital cercano al aeropuerto, mientras la comunidad futbolística llora al resto del equipo y a los que fallecieron en tan dramático accidente. #Brasil