Desde el mes de octubre de este año y durante dos meses, Gefira, compañía dedicada al análisis global de perspectiva europea, ha monitoreado los movimientos de varias embarcaciones en propiedad de distintas ONG, mediante una web. Cotejando los datos de seguimiento de embarcaciones en esta web, con los registros de llegadas de inmigrantes africanos a Italia; los investigadores descubrieron una gran estafa y una red ilegal de tráfico humano. A lo largo de las pesquisas se han identificado en este tipo de operaciones a embarcaciones en propiedad de las siguientes Organizaciones No Gubernamentales: Life Boat, Sea-Eye, Sea-Watch.org, Proactiva Open Arms, Save The Children, Médicos sin Fronteras, Stishting Boovluchting, Jugen Rettet y MOAS.

Anuncios
Anuncios

Los traficantes de personas se ponen en contacto directamente con la guardia costera italiana dando comienzo a la operación. Las embarcaciones de las ONG son dirigidas al punto de recogida de la dudosa carga, a unos 90km de la costa de Libia, para después viajar más de 400km hasta Italia con el cargamento humano. La prueba de que es una red organizada de tráfico de personas fue hallada cuando se registraron 4 ONG que realizaron recogidas de inmigrantes en aguas libias, pero saliendo de Italia 10 horas antes de que los inmigrantes salieran de Libia. Estos hechos repetidos en varias ocasiones demuestran la complicidad y la coordinación de traficantes, ONG y autoridades, para el tráfico masivo de inmigrantes con cifras de hasta 40.000 por día.

MOAS es una ONG de Malta dirigida por un militar maltés conocido por sus malos tratos a #Refugiados.

Anuncios

MOAS también tiene estrechos vínculos con la marina y el ejército estadounidense, y también con el famoso contratista militar Blackwaters. Por su parte, Bruselas ha decretado una legislatura particular ideal para dificultar la identificación de los traficantes de personas. Dicha ley establece que los capitanes de buques privados o ONG que ayuden a rescatar naufragados en el mar Mediterráneo no deber correr riesgo de ser castigados por las autoridades al proporcionar asistencia. #Unión Europea #Inmigración