“La persona del año”, suplemento de la revista Time, tiene como protagonista de su portada, al presidente electo de los Estados Unidos, a quien ha nombrado, la persona del año. Demostrando otra vez su mal tino, recordemos que esta distinción también le fue dada a Stalin, Adolf Hitler y Bin Laden entre otros, distingue al señor Trump, que nos mira con su "seriecita retadora", desde la portada de este suplemento.

El año pasado la elegida fue Ángela Merkel, en esa oportunidad luego de decir que la canciller estaba hundiendo a Alemania, Trump aseguró que Time nunca lo elegiría para esa distinción. No obstante, Trump fue durante 2016 protagonista de la portada de Time por 5 veces.

Todos los años, la revista elige al personaje internacional que "para bien o para mal", más ha destacado por su influencia en la órbita mundial.

Anuncios
Anuncios

Nancy Gibbs jefa de redacción de la revista, desde la cadena NBC anunció como todos los años la decisión tomada, aunque todavía no termina de decidirse, si la influencia del electo de EE UU ha sido para bien o para mal. El subtítulo de la portada que ostenta la foto de Trump, lo nombra como el presidente electo de los Estados Divididos de América.

Trump incisivamente ha respondido con un llamado telefónico a la radio que trasmitía la noticia y, luego de agradecer la distinción que le otorgó la revista, respondió a ese texto, explicando con su habitual tono imperativo que, el país ya estaba dividido antes de su elección. Más allá de estos comentarios, todos los medios del mundo, han visto a este hombre, como la encarnación de lo controversial.

Todavía son incalculables las consecuencias que producirá su victoria electoral en la economía del mundo.

Anuncios

Lo cierto es que, desafiando a la élite del Partido Republicano y compitiendo con la favorita del Demócrata, Trump ha inaugurado una nueva forma de seducir al electorado. Si bien no fue el primero en hacer uso de ella, si fue el más contundente. Utilizando durante su campaña, todas las herramientas disponibles, aún las más criticables, puso los ojos del mundo sobre su persona.

Ya sean las campañas de mentiras a través de las redes sociales, que se han convertido hoy en moneda corriente en cualquier campaña, ya dándole voz, desde el podio en sus mítines a los más agresivos norteamericanos, o sacando del silencio la violencia de la sociedad estadounidense, fue compensado con el voto de una mayoría que se sintió identificada con él.

Su forma de ver la política de este siglo, que se aleja cada vez más de la ortodoxia conocida, sacando a la luz la xenofobia, la discriminación, la homofobia y el populismo más rampante, ha puesto a la cabeza del ejecutivo del país más influyente del planeta a este señor, que hoy la revista Time ha dado el título de persona del año. #Gobierno #Famosos #Donald Trump