Este mismo lunes terminan 20 años de restricciones comerciales entre La Habana y la UE. Dichas restricciones comenzaron a mediados de los años 90, al mismo tiempo que se hacían más distantes las relaciones con muchos de los países que ahora conforman la #Unión Europea. Las distancias se fueron adaptando a la política de aislamiento que los Estados Unidos plantearán ya mucho tiempo atrás.

La caída de la Unión Soviética dejaba sola a la isla caribeña, ya no le quedaban socios comerciales relevantes con los que poder hacer frente al bloqueo, al que era sometido por los Estados Unidos desde la crisis de los misiles. Las excusas de los países europeos para el alineamiento con las ideas del bloqueo, eran únicamente políticas, derivadas de las diferencias ideológicas con #Cuba.

Anuncios
Anuncios

Se puede decir que las condiciones han cambiado para la Unión Europea. Hoy mismo esas relaciones comerciales vuelen a tomar la primera plana de las políticas exteriores con la isla. La alta representante de la Unión Europea en política exterior, Federica Mogherini, y el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, han participado en en el encuentro que tiene lugar en Bruselas.

El acuerdo firmado sienta las bases de lo que serán las relaciones en cuanto a exportaciones e importaciones entre Cuba y la UE. Esta firma potencia enormemente las relaciones entre las partes y es un apoyo significativo a los pequeños cambios que se han dado en la isla caribeña.

Parece que las diferencias ideológicas ahora ya no cuentan como hace 20 años. El gobierno cubano no ha dado prácticamente ningún giro en las políticas que tanto los alejaban de los europeos.

Anuncios

No se puede decir que la permisividad con la iniciativa privada que ha dado el gobierno de Raúl Castro, debiera ser relevante para acercar las posturas y firmar el acuerdo. Para sorpresa de todos, estos pequeños cambios si han sido determinantes para dicha firma.

La Unión Europea ya es bien conocida por la firma de tratados bilaterales con diferentes países dependiendo de los intereses geopolíticos del momento. Este último movimiento interesado es Cuba, pero muchos otros países han sido tentados, muchos en el antiguo continente. Siempre de la mano de la OTAN y de sus intereses, países como Georgia, Moldavia, Ucrania y un largo etcétera de países que habían estado bajo la influencia del Pacto de Varsovia, ahora forman parte de la zona de influencia de la Unión Europea y de la OTAN. Esta es una zona de influencia bañada de prestamos a muy bajo interés y de tratados ampliamente beneficiosos para los países a lo que se quiere atraer a dicha influencia.

Todo este juego de estrategia no le esta dando un buen resultado a Europa, dado que las propias tensiones internas son las que socavan los propios cimientos de la unión. #´Bloqueo