La crisis económica y social que atraviesa #Venezuela ha cruzado las fronteras. Se estima que 12 mil pensionistas venezolanos viven fuera de su país natal y que hasta no hace mucho recibían los ingresos por el trabajo de antaño, desde el exterior.

Pero las medidas, intentando paliar una crisis inacabable, no han tenido compasión con los adultos mayores que dedicaron sus años laborales más productivos a Venezuela.

Marginados de la económica y las explicaciones, sus cuentas bancarias ya no reciben los ingresos de sus pensiones. Así sin más, aleatoriamente y sin justificaciones. Los cerca de 6 mil venezolanos pensionistas que viven en España, han sido los primeros castigados de Maduro.

Anuncios
Anuncios

Quienes de alguna manera tienen la fortuna de seguir cobrando, se enfrentan a un cambio de moneda nada conveniente. Mientras que el Centro Nacional de Comercio Exterior de Venezuela (CENCOEX) estipulaba un cambio especial para estudiantes y pensionistas de 11 Bolívares por euro, muchos han comenzado a recibir las liquidaciones según las cifras del mercado negro que rondan los 2 mil bolívares por euro.