¿Ansiedad, señal de salud o de enfermedad?

La ansiedad como emoción no es enemiga del ser humano realmente, sino que más bien tiene una misión muy importante relacionada con la supervivencia para preservar la integridad física y emocional ante las amenazas internas o externas. Desde este punto de vista, la presencia de la ansiedad o de estados ansiosos es una señal positiva de salud que ayuda en la vida cotidiana de las personas para que estén en constante reflexión respecto a su equilibrio interno y estado de ánimo.

Sin embargo, factores externos en constante opresión producen un efecto nocivo sobre los niveles de ansiedad en las personas.

Anuncios
Anuncios

La ansiedad patológica es uno de los principales trastornos mentales que está afectando a los venezolanos por causa de la #Crisis económica. La función normal adaptativa de la ansiedad se ha ido trasformando en una condición intensa y desproporcionada que en vez de facilitar la vida cotidiana la obstruye y disminuye el rendimiento de las personas en todos los sentidos (laboral, personal, familiar).

Los venezolanos ya no pueden ignorar los síntomas físicos y psicológicos que la ansiedad, por el alto coste de la vida, les ha producido y les sigue produciendo. Estar consciente de que el país cerró el año 2015 con una inflación del 180% y en el 2016 será de un 720%, según cálculos del Fondo Monetario Internacional (FMI), es una verdadera tortura para todos. A muchas personas no les alcanza el dinero ni siquiera para comer, pues como para pagar una consulta con el psicólogo o una terapia para salir del estés y la depresión.

Anuncios

Evolucionar es el camino para liberarnos de la ansiedad patológica

Generalmente, las personas evitan la ansiedad por temor a resolver problemas personales ocultos, pero la crisis en Venezuela se ha convertido en un semillero de problemas al descubierto,internacionalmente y en común para los venezolanos. Evolucionar ya no es un sueño para este país, es una pujante necesidad vital y aunque el pueblo esté con el autoestima por el suelo, deprimidos, enfermos y cansados, ese estado de alerta ante el peligro al que llamamos ansiedad se ha convertido en un motor de cambio a pesar de sus efectos secundarios.

La realidad es que la ansiedad, lo que nos está dejando ver es que necesitamos un cambio de vida desde nuestro interior para poder proyectarlo al exterior, pues es evidente que el venezolano no ha tenido en los últimos cinco años calidad de vida ni salud mental. #Enfermedades