El embajador ruso en Turquía, Andréi Kárlov, inauguraba una exposición fotográfica en el centro de la ciudad de Ankara, cuando un hombre vestido con traje negro y corbata, comenzó a dispararle. El agresor, al grito “¡Dios es grande! ¡Dios es grande! en idioma árabe y, haciendo alusión a las muertes en la ciudad de Alepo, en lengua turca, disparó ocho veces su arma, impactando 3 proyectiles en el cuerpo del diplomático ruso, que se derrumbó frente a los ojos del público y la prensa reunidos en el acto cultural.

El primer ministro turco, Binali Yildirim, considera que el ataque está orientado a entorpecer las delicadas relaciones entre #Rusia y Turquía.

Anuncios
Anuncios

Los altibajos entre los dos países se vieron acentuados durante noviembre del pasado año, tras el derribo de un caza ruso por parte de las fuerzas turcas. El hecho de que próximamente se llevará a cabo una reunión conjunta en Moscú, entre Turquía, Rusia e Irán, para tratar el alto el fuego en Alepo, hace pensar que el atentado habría sido planeado por islamisEEs radicales.

Moscú calificó el hecho, como atentado terrorista y, pidió al gobierno turco que mantuviera protegido el edificio de la legación en Ankara ya que el agresor manifestó el deseo de venganza sobre los ciudadanos rusos. La Federación Rusa recomendó especialmente a los ciudadanos de su país, que no se acerquen a la embajada y que se mantengan dentro de sus hoteles o lugares en los que están residiendo, en la ciudad capital de Turquía.

Anuncios

Las autoridades turcas reforzaron la seguridad en las embajadas de Rusia y de Irán, ya que, frente a las mismas durante las últimas semanas, se produjeron manifestaciones de protesta por la política desarrollada tanto por Rusia como por Irán, en la guerra que tiene como escenario al territorio de la República Árabe #Siria, cuyo gobierno es liderado por Bashar al Assad.

El terrorista según ha publicado un activista turco en su cuenta de Twitter, se llamaba Mevlüt Mert Altnta, era un agente de 22 años de edad, graduado en la escuela de policía de Esmirna. Formaba parte de la Policía de Ankara, en la unidad antidisturbios y actualmente estaba de baja en su función. Entró al acto con toda libertad, ya que por su vestimenta fue confundido con un agente de seguridad, o un escolta de Kárlov . Cuando el embajador comenzaba su discurso se acercó a él, ya con el arma en sus manos y disparo. El saldo del ataque fue la muerte del diplomático ruso y, 2 heridos sin gravedad. Posteriormente fue abatido por las fuerzas turcas de seguridad.

EE.UU., la Unión Europea y las Naciones Unidas, condenaron el atentado. #Terrorismo