Hace unos días la televisión portuguesa RTP entrevistó al presidente egipcio Abdel Fattah al-Sissi. El mandatario de #egipto declaro: “Debería existir un apoyo internacional a los ejércitos nacionales de Libia, Irak y #Siria para garantizar la seguridad de sus países”.

El apoyo de Egipto no se quedo sólo en palabras, el despliegue de tropas es una realidad a día de hoy. Las fuerzas aéreas egipcias desplegaron una escuadra de cazas en territorio sirio, con la que apoyarán las acciones militares llevadas a cabo por este país. El mando egipcio también plantea enviar oficiales de su estado mayor a Damasco, que se integraran con el mando sirio en las operaciones de militares.

Anuncios
Anuncios

El paso ya esta dado y es efectivo. La defensa de la soberanía nacional de Siria, ahora es una prioridad para Egipto. Se suma Abdel Fattah al-Sissi al bloque liderado por Rusia y que interviene directamente contra los aliados de la #OTAN en ese territorio.

El Ejército Libre Sirio es el brazo armado más importante que lucha contra el gobierno legítimo en Siria. Este grupo armado está vinculado a la OTAN y recibe apoyo económico directamente desde Washington. Las operaciones militares de la coalición rusa, también se realizan contra el Daesh y grupos relacionados con Al-Qaeda. Estos grupos están apoyados de manera pasiva, por Turquía. El estado turco ha demostrado en numerosas ocasiones su simpatía por estas milicias. Incluso aunque el gobierno turco continue avanzando hacia el sur de Siria, sus encuentros con los grupos insurgentes no repercuten prácticamente en bajas para los de Erdogan.

Anuncios

Las fuerzas en Oriente Medio siguen ampliándose, pero esta situación contribuye a tensar una situación ya complicada. La unión de tantos intereses en un mismo territorio, más la suma de fuerzas militares actuando en diferentes escenarios, convierten a esta región en un polvorín. Una situación incluso más complicada que la vivida en años pasados con gobiernos como el de Sadam Husein. La guerra contra el terrorismo ha complicado la seguridad mundial, engordando también las cuentas de personas y empresas interesadas en esta situación de inestabilidad global.