El Consejo de Seguridad de la #ONU, dictó este fin de semana, una resolución contra los asentamientos israelitas en Cisjordania y Jerusalén Este. Benjamín Netanyahu, ostensiblemente contrariado por esta decisión que, no fue vetada por EEUU, país que fue su incondicional aliado durante cuatro décadas, montó en cólera contra Barak #Obama, acusándolo de formar parte de una "vergonzosa maniobra anti- israelí", en el marco del organismo internacional.

14 de los 15 miembros del Consejo de Seguridad, aprobaron la resolución 2334, incluida la nación española que en estos momentos preside el foro. En la resolución se condena a los asentamientos israelíes de Cisjordania, considerándolos ilegales y, recomendando a Israel dejar su política de construcción de asentamientos en colonia.

Anuncios
Anuncios

Las duras críticas del primer ministro israelí, se extendieron hacia la política estadounidense en Oriente Próximo, acusando a la administración demócrata, de atacar a la única democracia de la conflictiva zona y al Consejo de Seguridad desentenderse del medio millón de personas que han muerto en Siria. La oposición israelí, culpa a Netanyahu, por lo que considera la consecuencia, de sus malas relaciones con Obama. Afirman que la beligerante actitud del primer ministro, obsesionado por defender las colonias ilegales, perjudicará la estabilidad de los bloques asentados en Judea y Samaria.

Netanyahu ha acusado al presidente Obama con términos alejados de aquellos que la diplomacia ha escuchado en los últimos 8 años, de relaciones entre ambos países. Pese a que, entre Netanyahu y Barak Obama nunca hubo una especial relación, EEUU ha sido el principal apoyo militar y diplomático de Israel.

Anuncios

Según publica la versión online de "El Mundo", algunos diputados y ministros de su gobierno, han calificado, textualmente la actitud norteamericana como, "acto de cobardía en el último minuto", "traición", "puñalada por la espalda" o "feo acto vengativo".

Israel ha convocado a los embajadores de los países miembros del Consejo de Seguridad, incluyendo al embajador estadounidense Dan Shapiro, con quien mantendrá una reunión especial, para presentar su airada protesta contra la resolución 2334. El primer ministro anunció que, el Ministro de Exteriores israelí, planea las posibles represalias de su país, contra la ONU; ellas incluirían el retiro de la financiación de cinco agencias, a las que Israel considera especialmente hostiles, asimismo serán afectados los representantes de la ONU en su país. Se suma a lo anterior, el retiro de cualquier tipo de apoyo a las naciones que avalaron la decisión del organismo internacional. Ucrania ha visto anulada la visita de su primer ministro a Israel y Senegal pierde la ayuda que recibía hasta el momento.

Anuncios

La resolución de la ONU, no afectará el escenario palestino-israelí en el corto plazo, puesto que, es una resolución declarativa. Pero, no puede obviarse que es un gran logro diplomático para Palestina que, considera la paz, condicionada a la creación de un estado palestino con los límites basados en lo enunciado en el 67, cuya capital estaría asentada en Jerusalén Este.