Dispuesta a pelear por su cuarto mandato consecutivo, Ángela Merkel mantiene su política de asilo a los #Refugiados.

En su primer discurso en el Parlamento Europeo como candidata, expresó su confianza en que la implementación de políticas de apertura benéfica mucho más que las de exclusión. Consciente de la crisis humanitaria y de los miles de seres humanos que mueren a diario, afirmó que solo la acción de su país no puede cambiar el mundo.

#Alemania atraviesa una crisis cultural que se ha visto empeorada por una ola de discriminación racial en los últimos dos años. Desde Amnistía Internacional (AI) han hecho pública la cantidad de agresiones raciales que se suceden a diario en el país.

Anuncios
Anuncios

Los centros de refugiados han sufrido más de mil ataques durante el año pasado. Desde esta entidad acusan al Estado alemán de sufrir de “racismo institucional”, es decir de no poder mediar, prevenir, ni castigar estos delitos. Este aumento de odio étnico también ha proliferado en Francia, Suecia y Bulgaria desde el año 2013.