#Fukushima, ciudad devastada en 2011 por un tsunami que dejó miles de muertos, ha sido evacuada y está en máxima alerta por un posible #tsunami. Por el momento se han previsto olas de hasta tres metros tras el fuerte terremoto de magnitud 7,3, según informa la Agencia Meteorológica de #Japón.

El Servicio Geológico de EEUU señala por su parte que la magnitud del terremoto ha sido de 6,9, con el epicentro situado a 37 kilómetros al sudeste de la localidad nipona de Namie, en la región de Fukushima y con una profundidad de 11,3 kilómetros.

El seísmo, que se produjo a las 05.59 hora local, pudo sentirse con fuerza en Tokio, capital a 200 km del epicentro.

Anuncios
Anuncios

Las autoridades niponas activaron la alerta de evacuación ante la llegada de un posible tsunami, nada más suceder el terremoto.

Las autoridades locales monitorean minuto a minuto y de forma urgente el estado de las estaciones nucleares del país tras el seísmo. Según los datos ofrecidos por la Compañía Eléctrica de Tokio, la central nuclear de Fukushima no ha registrado ninguna situación complicada o de emergencia.

El terremoto de 2011

En 2011, un fuerte y destructivo terremoto de magnitud 8,8 sacudió también la costa noreste de Japón. La formación de un gran tsunami con olas de hasta diez metros arrasó la ciudad de Sendai. El agua devastó todo a su paso, incluyendo casas, barcos, coches y granjas e incluso edificios.

La catástrofe dejó cifras de 150.800 muertos y 5.893 heridos. Como consecuencia del seísmo y tsunami que se dio, más de 3.000 personas fueron declaradas desaparecidas.

Anuncios

Pero quizás el mayor riesgo se sufrió tras la emergencia nuclear desatada después de que la central nuclear de Fukushima Daiichi, se viese gravemente dañada por el seísmo. El reactor número 1 de esta central llegó a registrar la misma noche de la catástrofe un nivel de radiación 1.000 veces superior a lo normal.

El desastre nuclear en Fukushima se ha convertido en la mayor catástrofe nuclear en la historia tras la que se produjo en la central nuclear de Chernóbyl.