Pareciera que tanto informativos como programas de entretenimiento o periódicos se hubieran colapsado con la victoria de Donald #Trump. En los debates políticos o en las noticias de prensa siempre se evalúan los impactos que tendrá el mandato del nuevo presidente, pero también se hacen conjeturas sobre por qué ha ganado.

Hay una gran cantidad de puntos de vista al respecto. Hay quien cree que ha ganado porque ha sabido conectar con la clase media, al contrario que Hillary Clinton. Hay quien piensa que ha sido elegido presidente por sus discursos populistas cargados de connotaciones de amor a su patria. Hay quien defiende su victoria por su franqueza y sinceridad al hablar.

Anuncios
Anuncios

Trump ha ganado porque representa el ideal de sueño americano. El sueño americano se basa en creer en que en condiciones de igualdad de oportunidades una persona es capaz de forjarse un gran futuro a través de su propio coraje y valentía. Trump es un hombre que ha sabido consolidarse como un magnate, que ha tenido éxito al arriesgarse como hombre de negocios y que ha logrado su objetivo. Reagan se refería en sus discursos a esta supuesta "igualdad de oportunidades", pero lo que se esconde detrás de esto es el darwinismo social más extremo. Este concepto, para Reagan y otros muchos pensadores, se basa en defender que gracias a los más fuertes dentro de la sociedad -magnates como Trump- la civilización sigue progresando. Por supuesto que no apoyan ninguna clase de ayuda social. Ayudas que se consolidan como algo necesario en el Estado de Bienestar, significaban para Reagan y compañía dar ventajas a los más débiles que, por supuesto, no las merecen.

Anuncios

En EEUU se valora mucho la sinceridad y, dado que hay zonas en el país muy tradicionales, también se valora el matrimonio estable. Trump se caracteriza por hablar sin tapujos, incluso sobre temas bastante controvertidos. Ha sido criticado por ello, pero también aclamado. A través de las imágenes de Trump en su mansión de lujo con Melania Trump y su hijo intenta transmitir la idea de familia tradicional y estable. La visión de Trump como hombre sincero, que es capaz de arriesgar y ganar fortunas ha provocado que mucha gente de clase media lo vea como ideal a seguir y como el mejor candidato a la presidencia.

Si Trump constituye el ideal del sueño americano quizá debiéramos plantearnos la posibilidad de cambiar la definición de sueño americano, porque en realidad Trump sólo se ha adaptado a la imagen divina que tienen millones de estadounidenses en sus cabezas. #Estados Unidos