Las tensiones entre Washington y Moscú aumentan después de que el gobierno de los #Estados Unidos anunciara sus planes para emplazar comando de élite en Noruega. Este despliegue de fuerzas estadounidenses pretende mejorar la capacidad colectiva de las fuerzas de ambos países para trabajar juntas. El plan consiste en el despliegue de 300 miembros de las fuerzas especiales estadounidenses en la base de Vaernes, próximo a Trondheim, a 600km de la frontera con #Rusia. También se estudia un acuerdo de abastecimiento de equipo adicional, sumado a entrenamiento para el país escandinavo.

Desde principios de año el ejército de Estados Unidos revelaba que estaba desplegando equipamiento en los túneles de la época de la guerra fría en Noruega.

Anuncios
Anuncios

Estos fueron utilizados durante la década de 1980 para albergar material estadounidense durante el conflicto, pero se están volviendo a usar para entrenamientos ejecutados en conjunto por los ejércitos noruego y norteamericano. Históricamente, Noruega se comprometió a no aceptar contingentes permanentes de tropas extranjeras en su territorio, mientras no se encuentre directamente amenazado. El nuevo acuerdo de cooperación entraría en contradicción con esta promesa del gobierno noruego pero desde Oslo comunican que el despliegue debe ser tratado como ejercicio militar temporal de publicación indefinida.

Este acuerdo entre Estados Unidos y Noruega ha provocado la reacción del Kremlin, a través de una furiosa respuesta del vicepresidente del comité de defensa y seguridad de Rusia, Frants Klintsevitsj.

Anuncios

El diplomático advirtió al gobierno de Noruega que habían entrado en la lista de posibles blancos nucleares por conceder el permiso del despliegue a los norteamericanos. ``Nunca antes habíamos tenido a Noruega en la lista de objetivos para nuestras armas estratégicas, pero si el acuerdo se desarrolla, la población Noruega sufrirá´´. El diplomático ruso reconoce que tienen que reaccionar a las amenazas militares definitivas, afirmando con sarcasmo que poseen elementos para reaccionar. El año pasado se vivieron momentos similares cuando los buques daneses se convirtieron en objetivo de los misiles atómicos rusos. El embajador ruso en Dinamarca, Mijail Vanin, advertía con esta represalia, sobre la adhesión al sistema de defensa anti-misiles de la OTAN, controlado por EEUU. #Vladimir Putin