Ha habido muchas protestas y manifestaciones en las calles de las principales ciudades de toda la Unión Americana tras la noticia del triunfo de Donald Trump como presidente, incluso ha habido enfrentamientos entre ciudadanos a favor de Clinton y de Trump, que generalmente han terminado de manera sumamente violenta. Podría decirse que los Estados Unidos han enloquecido en los últimos días.

En todo el país hay descontento por la derrota de Clinton, pues los norteamericanos ya la veían como una virtual triunfadora, sobre todo porque cumplía con las expectativas de lo que todo norteamericano espera de su nación: bienestar social para la raza aria, venta de armamento y estabilidad económica para los gringos.

Anuncios
Anuncios

Pero hay un estado que ha ido más allá: California.

California es uno de los más prósperos e independientes de los Estados Unidos, a diferencia de otros estados cuenta con una diversidad étnica, además de contar con una de las economías más sólidas, es por estas razones que sus ciudadanos han albergado la idea desde hace algún tiempo de separarse de la Unión Americana y convertirse en un país independiente. Con el tiempo surgió un movimiento para poder cumplir con ese objetivo: el 'CalExit' que busca separarse como estado de la Unión Americana y establecerse como un país soberano.

Sus representantes pensaban ir despacio para conseguir su #Independencia; la Campaña a Favor de la Independencia de California esperaba incluir una pregunta en la boleta de las elecciones de noviembre de 2018 que autorizaría un voto de independencia a nivel estatal para la primavera de 2019.

Anuncios

Pero los acontecimientos se precipitaron con la victoria de Donald Trump en las elecciones para presidente de Estados Unidos, pues California es un estado que no acepta la ideología del próximo presidente, además de ser la economía más grande del país y la sexta a nivel mundial.

Al respecto se expresa el principal promotor de la campaña Louis Marinelli, residente de San Diego: "Si Donald Trump es la cara de Estados Unidos, entonces nosotros necesitamos otra para California".

Vamos a ver qué sucede en las siguientes semanas, las cuales serán cruciales para el futuro del país más poderoso del mundo.