Pocos son los que se alegran por el éxito de estas elecciones presidenciales en Estados Unidos. Sin embargo, después del susto llega la calma y la razón.

#Angela Merkel vio el momento para independizar Europa y Alemania y lo tomó. En lugar de llamar a Trump para una felicitación incondicional y sumisión total al grande imperio USA, optó por una posición de poder y advirtió al neopresidente que la colaboración y el dialogo se darán sólo si Estados Unidos respeta los valores democráticos y los derechos humanos que están a la base tanto de EE.UU, como de Alemania y la Unión Europea.

"Alemania y Estados Unidos tienen un vínculo de valores como democracia, libertad, derechos, dignidad de la persona sin diferencia de origen, color de piel, fe, genero, orientación sexual e idea política. En la base de estos valores ofrezco una estrecha colaboración con el futuro presidente de EE.UU., #Donald Trump", dijo la cancillera alemana Angela Merkel recordando la buena relación que los dos países han tenido hasta ahora.

Anuncios
Anuncios

Palabras de abertura pero no de sumisión gracias a las cuales Merkel convierte su posición desde colaboradora en líder pidiendo, y casi obligando, a Trump de no respetar sus promesas racistas, xenófobas, homófonas y dictatoriales.

También Francia se une a la misma linea fuerte: "Después del Brexit y de las elecciones de Trump, Europa no puede plegarse. Tiene que estar compacta, ser solidale, más activa y más ofensiva. No podemos bajar la cabeza en este mundo de incertidumbre. Francia y Europa tienen que tranquilizar", dijo e ministro de los exteriores Jean Marc Ayrault

Sin embargo muchos primeros ministros y presidentes llamaron a Trump para felicitarle y recordarle la amistad entre los países, en una carrera felicitaciones donde se gana la amistad el que llega primero. Así hizo Theresa May, primer ministro británico, al felicitar a Donald Trump por su éxito y recordando que "la relación entre nuestros países siempre ha sido muy estrecha" y espera que así siga.

Anuncios

En la situación en la que se encuentra Reino Unido no se esperaba nada diferente. Después del Brexit y del terrible impacto mediático, político y económico que ha tenido, una alianza con Trump solo puede serle favorable.

Por afinidad política o conveniencia económica, también Israel, Serbia y China no han tardado en felicitar al neo electo presidente. Más cauta fue Rusia que, por medio del ministerio de los exteriores declaró que el gobierno ruso está dispuesto al dialogo con Estados Unidos, pero advierte que no hay ninguna euforia por el resultado ya que ambos candidatos tenían un discurso anti ruso en sus campañas políticas. #Internacional