Este 16 de noviembre se cumplió un mes del inicio de la ofensiva sobre Mosul y, a estas alturas, expertos de la empresa española de inteligencia privada AICS cree que en el plazo de otros treinta días las tropas iraquíes tomarán por completo la ciudad donde Al Baghdadi declaró el califato de #Estado Islámico en junio de 2014. Eso sí, insisten en que una cosa es tener el control de la ciudad y otra cosa declarar Mosul libre de islamistas. Tal y como publicó Blasting News, “la limpia será larga y difícil”.

La Asesoría de Inteligencia y Consultoría de Seguridad ha llegado a esa conclusión partiendo de que “poco a poco las fuerzas iraquíes están cosechando avances dentro de la propia Mosul”.

Anuncios
Anuncios

La resistencia de los islamistas apuntan que no está siendo efectiva. De hecho, en las últimas 48 horas están haciendo “un uso limitado de los ataques suicidas”, que “han descendido significativamente”.

Los expertos en seguridad han detectado una nueva estrategia de la organización Estado Islámico. Están abriendo nuevos frentes como maniobra de distracción de las tropas iraquíes, sobre todo en la ciudad de Shirqat.

Los informes recopilados por AICS concluyen que Estado islámico está perdiendo gradualmente la ciudad de Mosul y esto se puede comprobar, dicen, analizando la propaganda del propio Daesh, que en los últimos días se ha centrado en las operaciones en Siria, especialmente, en los combates en Alepo y Al-Bab, silenciando lo que está ocurriendo en los combates en Mosul.

Las informaciones recabadas sobre el terreno apuntan a que determinadas fuerzas islamistas tienen orden de resistir en la ciudad en la que Al Baghdadi dirigía las oraciones de los viernes antes de huir tras el avance de las tropas iraquíes.

Anuncios

Esa resistencia de los miembros del Daesh iría encaminada, sobre todo, a organizar acciones puntuales de hostigamiento, como las que se llevan a cabo a día de hoy en Bagdad.

Con los chiíes

Si bien las autoridades iraquíes han recalcado que entrarán solas en Mosul, AICS tiene constancia de que le acompañan tropas chiíes apoyadas por Irán, que han sido vistas en combates llevados a cabo en los suburbios de la ciudad.

Según esta empresa de seguridad privada, “es evidente que desde Teherán se tiene un gran interés en formar parte de las fuerzas de combate que tomen la ciudad, por la posibilidad estratégica que esto le puede proporcionar una vez concluido el conflicto”. #Terrorismo