Al hombre que era capaz de hablar incontables horas en un acto político, nunca le faltaron ni palabras, ni carisma, para conquistar a las mujeres que lo apasionaron. Sumergido en una incansable actividad política, el inagotable protagonista de la revolución cubana, ha tenido a la par una exhaustiva vida amorosa.

Se conocen dos esposas y diez hijos, del notable cubano, pero es vox populi que ese no es el número exacto de las mujeres a las que amó, ni el de los hijos que dejó en este mundo. Es casi imposible no ligar a los grandes hombres que han dejado su marca en el mundo, más allá de las ideologías políticas y de su actuación pública, con extraordinarias maratones sexuales y un multitudinario número de amantes.

Anuncios
Anuncios

Pues bien, a Fidel Castro se le atribuyen, nada más y nada menos que 35.000 compañeras de alcoba.

Pero entre todas ellas hay dos que fueron esposas de Fidel Castro. Mirta Díaz Balart, era una burguesa perteneciente a una familia muy allegada a Fulgencio Batista, con la que no compartía ideología política, pero que lo flechó al punto de convertirla en su primera esposa y la madre de su primer hijo, Fidelito. Aunque, sobre este particular, existen pruebas y testigos que señalan al hijo de una fugaz relación del cubano, con María Laborde, una ferviente admiradora quien habría sido la madre de su verdadero primogénito.

Este primer matrimonio de Fidel Castro, disfrutó de una larga luna de miel durante 3 meses, en la isla de Manhattan. Insospechado destino para el líder revolucionario. Este matrimonio solo duro 7 años y la causa de su fin se puede atribuir, sin duda, a las constantes infidelidades provocadas por la incontrolable atracción que Fidel sentía por las mujeres hermosas y, por supuesto, por la fascinación de ellas por él.

Pasados 10 años de su separación, Fidel se rindió a los encantos de la mujer que sería su segunda esposa.

Anuncios

Dalia Soto del Valle, una delicada y discreta maestra de dorados cabellos, con la que mantuvo una relación de pareja, que luego de 20 años culminó en matrimonio. De esta unión nacieron 5 hijos varones, que cuentan con la curiosa característica, de que los nombres de todos ellos comienzan con la letra "A". Dalia fue una mujer que se comprometió profundamente, con la alfabetización en la isla de Cuba, ejerciendo un papel acorde con la ideología revolucionaria que compartía con su esposo.

Más allá de las mujeres oficiales que vivieron junto al encantador cubano, el nombre de muchas otras ha trascendido. Un papel crucial en su vida, lo tuvo Natalia Revuelta, una mujer casada, con la que tuvo a su hija Alina Fernández, lo que se señala como el desencadenante de la ruptura matrimonial con su primera esposa.

Pero la que quizás llame más la atención, es Marita Lorenz, espía de la CIA que tenía la misión de asesinarlo, pero que terminó muerta de amor, sin poder cumplir las órdenes del servicio de inteligencia americano.

Anuncios

El espacio no es suficiente para llegar a la número 35.000 pero, esta muestra da cuenta de lo activa que fue la vida de alcoba de este notable personaje del siglo XX que a los 90 años ha dejado nuestro mundo. #Internacional #Sucesos #Famosos