El 4 de diciembre el ciudadano italiano es llamado a votar para uno de los #Referéndum más importantes de la historia. Con su voto podrá aceptar o rechazar la reforma constitucional que cambiaría la forma de su República.

La ley, llamada "Boschi" por su patrocinador, la ministra de las reformas constitucionales Maria Elena Boschi, fue aprobada el pasado mes de abril por el Parlamento italiano. Sin embargo, los ciudadanos tienen que aprobarla en las urnas electorales.

¿Qué cambios comporta la reforma?

El Parlamento, ahora compuesto por 630 diputados y 315 senadores (más los senadores a vida), cambiará cara. La Asamblea de los Diputados se quedará tal cual mientras el Senado se reducirá a 100 políticos y tomará un carácter más territorial, ya que 74 de los 100 serán consejeros regionales, 21 alcaldes.

Anuncios
Anuncios

Los restantes 5 serán nominados por el Presidente de la República, pero esta no será una nomina de por vida, sino de la durata de mandato del Presidente, es decir 7 años. Si serán senadores a por vida los ex Presidentes de la República.

El resultado es claro, reducir los costes del Parlamento (hasta ahora el más poblado del mundo a nivel pro-capite y más remunerado de Europa). Tanto senadores como diputados tendrán la inmunidad parlamentaría, mientras la compensación economica será igual a la de su propio cargo, bajando significativamente el sueldo actual. Es decir que no cobrarán como senadores sino que los consejeros regionales cobrarán como tales, los alcaldes como alcaldes y así los demás.

Con esta nueva formación parlamentaria, las leyes serán materia de los diputados. Algo que siempre ha sido así pero que en la práctica ejercitaba el gobierno.

Anuncios

El Senado tendrá 10 días para decidir si examinar el texto de una ley y 30 días para proponer modificaciones que la Asamblea de los Diputados puede aceptar o rechazar (sólo si con votación de mayoría absoluta). Un procedimiento que puede limitar el poder de los senadores y también agilizar la redacción de una ley, ya que la Asamblea no está obligada en escuchar los cambios de los compañeros senadores.

Otra consecuencia será la aprobación del estado de guerra. Pese a que #Italia se declare un país contrario a las guerras, no vivimos en un mundo de paz. Desde luego, para que Italia entre en una guerra hace falta la aprobación con mayoría absoluta del Parlamento. En misma manera cambia también la metodología de nómina del Presidente de la República y de los Jueces constitucionales.

El cambio del Senado no limitará el voto de los ciudadanos, ya que podrán elegirlos durante las elecciones administrativas. Además, se eleva el mínimo de firmas para las propuestas de leyes y de referéndum populares, de 50 mil a 150 mil, aunque la nueva constitución dejaría al Parlamento legislar en detalles.

Anuncios

Obligando a los ciudadanos a un compromiso mayor (más firmas) para proponer una ley. Es decir: "O de verdad los ciudadanos quieren proponer una ley, o que no nos hagan perder tiempo". También esa modifica recoger opiniones contrarias o a favor.

Por último, la reforma suprime el CNEL (Consejo Nacional de Economía y Trabajo) y las Provincias. Instituciones ya obsoletas y de muchos gastos en el presupuesto público. Seguramente, la reforma tiene muchos aspectos positivos y algunos negativos, por esto la campaña para el y para el no se ha convertido en una áspera lucha política entre las dos partes. #Política