Como un último gesto a quien fuera su dictador más exiguo, la capital cubana ha bajado las persianas hasta el próximo miércoles, día en que las cenizas de #Fidel Castro comiencen el peregrinar por la isla.

La despedida está haciendo todo lo multitudinaria que se esperaba. La Habana llora a Fidel y no ha dudo en desplazarse hasta la Plaza de a República para rendir homenaje a este controvertido líder político.

El recorrido estipulado, para que todo el pueblo cubano pueda dar el último adiós a Castro, se ha designado como el que hiciera en 1959 la Caravana de la Libertad, pero de forma inversa. Sus allegados han encontrado en la fecha de su fallecimiento, algunas señales que no han querido omitir.

Anuncios
Anuncios

Un 25 de noviembre de 1956, el comandante zarpó desde México a Cuba, por ello han querido que sus restos hagan el mismo trayecto, pero de forma contraria, que realizaran desde Santiago hasta La Habana, 3 años después.

Se cree que como sucediera con otros mandatarios de estilo populista como el argentino Néstor Kirchner, la despedida sea masiva y cargada de gestos sentidos por parte de los seguidores del régimen.