El avión, un Brittish 146 que debió llegar a Medellín

El avión que debió llegar el lunes a #Colombia procedentes de Sao Paulo en un Airbus 320 sin embargo por una desautorización de las líneas brasileñas, tuvo que hacer escala en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) y embarcaron allí en un avión que tenía una autonomía limitada y era operado por Aerolíneas Boliviana. Era para trayectos cortos saliendo con dirección al aeropuerto internacional José María Córdoba en Medellín, estrellándose a unos 50 kilómetros antes de la ciudad en una zona montañosa.

En primer momento el jefe de la aviación civil de Colombia Alfredo Bocanegra comunicó que todo apuntaba a un fallo eléctrico y todavía por determinar hasta que sean encontradas las cajas negras y finalice la investigación.

Anuncios
Anuncios

El fútbol mundial de luto ya que los ocupantes eran todos futbolistas del Chapecoense Fit e iban a disputar la final de la Copa de Sudamérica. El club, originario de la ciudad de Chapeco, ascendió a primera división por primera vez hace dos años y hace escasamente dos semanas se clasificó para la Copa de Sudamérica, tras derrotar al San Lorenzo y a Independiente, ambos argentinos y al Junior de Barranquilla (Colombia) iba a ser el sueño de sus vidas y acabó en tragedia.

Las primeras ayudas de rescate a las víctimas

Los primeros en acudir al lugar de la tragedia fueron los ciudadanos que vivían cerca de lugar y los equipos sanitarios que tras ver la inmensidad del siniestro dudaron que hubiese algún superviviente. Pero pudieron rescatar a tres con vida. La fuerte lluvia que en esos momentos estaba cayendo comenzó a arreciar y la escasa visibilidad dejó a los equipos de rescate que tuvieron que parar.

Anuncios

Los helicópteros no pudieron salir quedándose en tierra y dejándose por suspendido hasta la mañana siguiente, dando por hecho que sólo encontrarían cadáveres.

Lo cierto es que al reanudar el rescate ya de día y despejado el tiempo, lograron encontrar con vida a tres personas más, con ellos se ha reducido a 71 personas fallecidas. A bordo volaban seis componentes de la tripulación y setenta y un viajeros, de los cuales sólo han sobrevivido cuatro personas del equipo de fútbol y dos miembros de la tripulación, siendo uno de ellos el técnico de aviación Erwin Tumiriri que milagrosamente salvó la vida de pronóstico leve.

La azafata de vuelo Xímena Suárez con politraumatismos de consideración con pronóstico grave. De los integrantes del equipo de fútbol aún no se ha dado el parte. Han trascendido las declaraciones de dos de los supervivientes, uno de ellos dijo: "Se apagó la luz y no recuerdo nada más" y otro "nos quedamos sin combustible". Lo que explica el hecho de que la aeronave no se incendiara tras estrellarse, lo que trasciende es que el piloto lo tirase cómo medida de protección para el pasaje.

#Accidentes #Blasting News España