Después del terremoto político mundial de la inesperada victoria de Donald Trump en EE.UU., los militantes de la derecha moderada francesa votaban este domingo en primera vuelta (la segunda es el día 27) al candidato a Presidente de la República en mayo de 2017. Todas las encuestas dan como favorito al candidato de este partido, aunque quizás con el desafío de encontrarse con Marine Le Pen en la segunda vuelta de estas últimas.

Desde hacía tiempo, el favorito era el ex Primer Ministro con Jacques Chirac y actual Alcalde de Burdeos, Alain Juppé. Pero en la primera vuelta, los votantes, unos cuatro millones de personas, han votado masivamente a alguien con quien no se contaba.

Anuncios
Anuncios

¿Quién es? No, no es #Nicolas Sarkozy, ex Presidente de Francia, que todos daban por hecho que sería en la segunda vuelta. Ni siquiera ha quedado segundo. El más votado ha sido un delfín de ‘Sarko’, Primer Ministro durante sus cinco años en el Elíseo: François Fillon. A la sombra de los otros dos parecía uno más de la lista de candidatos, unos siete. Más del 80 % de los votos se ha repartido entre los tres, dejando a los cuatro restantes con cantidades ridículas.

Fillon ha ganado la primera vuelta con el 44 % de los votos, meritorio resultado por lo que hemos dicho, y que se ha quedado a un 7 % de la mayoría absoluta, por lo que se medirá contra Juppé (28 %) en la segunda vuelta. Aquí, conociendo las elecciones francesas, donde los candidatos derrotados y sus simpatizantes ceden sus votos a uno de los dos finalistas, aunque no sea de su misma ideología (como favorecer al candidato que se enfrente al del FN), la cosa estará muy reñida.

Anuncios

Sarkozy se ha quedado con un 21 % de votos. Lo más curioso es que en su feudo de Hauts-de-Seine, donde fue alcalde muchos años, apenas ha conseguido un 15 %. Se le dio mejor en Perpignan, donde era el segundo más votado, dejando a Juppé en tercer lugar.

Como hemos dicho, ahora toca saber a quién votará cada candidato eliminado. Sarkozy ha sido claro: votará a Fillon. Otros candidatos también lo prefieren, aunque Juppé también tiene mucho apoyo entre los militantes y simpatizantes, aparte de algún otro candidato perdedor. Juppé es más moderado, frente al conservadurismo de Fillon, que en 1981 se dio a conocer por votar en contra de la despenalización de la homosexualidad en la Asamblea Nacional francesa, aunque ahora haya evolucionado en su visión de la vida. Recordemos que la derecha francesa es partidaria de abolir el Matrimonio gay cuando vuelva al poder.

Sarkozy, en su discurso de la derrota, ha dejado una frase casi poética: “Me ha llegado la hora de abordar una vida con más pasión privada y menos pasión pública”, al decir que se retira definitivamente de la Política, aunque ya lo hizo en tres ocasiones anteriores.

Anuncios

Hay reacciones para todos los gustos por estos resultados. Un tuitero del Québec se alegra de la derrota de Sarkozy: “¡Estupendo, Sarko! Eliminado en la primera vuelta. Excelente noticia para Francia y el Québec. Bravo por los primos franceses”. Ello significa que no caía muy bien en la provincia francófona del Canadá, que como Escocia o Cataluña, desearía su independencia. Otros recuerdan que Fillon, en 2004, era partidario de construir más mezquitas en Francia, algo de lo cual ya no habla. #Alain Juppé #Primarias derecha francesa