Algo más de 24 millones de residentes extranjeros tienen derecho a voto este martes 8 de noviembre.

Han sido, sin quererlo, un eje fundamental de la campaña presidencial estadounidense. Las frases racistas y discriminatorias de Donald #Trump, los han puesto como variable indiscutida. El colectivo hispanohablante suele tener una tendencia demócrata, las pasadas elecciones sirven de ejemplo. El 62 % de los habitantes hispanohablantes apoyó a los demócratas.

Acorde a las últimas informaciones publicadas, más de la mitad de las personas que durante hoy emitirán su voto son mujeres. Hillary podría convertirse en la primera mujer presidente del país.

Anuncios
Anuncios

Este lunes, al cerrar su campaña, ha manifestado la intensión de unificar #Estados Unidos#CLINTON ha elegido, para el final de esta carrera, Filadelfia y hasta llegar allí ha pasado por otros dos estados, marcadamente demócratas. Acompañada de su esposo y familia y de los Obama, Hillary ha reconocido el arduo camino que la espera, de ser elegida. El lunes se confirmaba que los últimos sondeos le atribuyen cerca de 3 puntos de diferencia por sobre Donald Trump. Una ventaja mínima, pero que le vale para ganar.

Donald Trump, sin embargo, ha preferido que los últimos estados en visitar fueran los que suelen decantarse por la oposición. Su caballito de batalla durante los últimos discursos ha sido la corrupción del establishment actual, un modelo del que Hillary forma parte según el republicano.

Anuncios

Haciendo alarde de populismo ha dicho ser uno más de la población, a la par que tildaba a su rival de ser miembro de sistema viciado. La elección de cerrar su campaña hacia la presidencia en estados rurales y empobrecidos ha sido arduamente planificada. El mediático millonario devenido en político apunta a este sector de la población. Su equipo busca ganarle electores a los demócratas, cansados de promesas.

Estados Unidos tiene una historia democrática de envidiar. El primer presidente, George Washington, asumió el cargo en 1789, desde entonces han mantenido el sistema electoral actual. Algunos cambios, como la incorporación del voto femenino, han demorado más de 100 años en aparecer, así también como ciertas cláusulas que impedían votar según el origen de la persona.

La ley estadounidense permite votar de manera anticipada, se estima que cerca de 40 millones de sufragistas así lo han hecho en esta oportunidad. La emisión del voto de esta manera cobra fuerza con cada nueva elección.

Anuncios

Hay que estar registrado y el voto anticipado puede ser modificado el mismo día de los comicios.

A diferencia de España, los partidos que en Estados Unidos participan de una campaña electoral no cuentan con ayuda económica del Estado. Allí, cada formación cuenta con colaboraciones grupales e individuales que permiten gestar la campaña promocional.

Al no haber logrado nunca una mujer el cargo de presidente, los últimos días se suscitaron varios comentarios sobre la manera en la que debía llamarse a Bill Clinton, de ganar su mujer. Associated Press sugiere que debe ser nombrado como “ex presidente” dado que, en estos casos, prevalece el rango superior del puesto.