Sin la presencia del partido opositor, Voluntad Popular, cuyo líder Leopoldo López está preso, se dio a cabo un segundo encuentro entre algunos representantes del régimen y otros de la oposición, entre quienes se encontraban: el Secretario de la MUD, Chúo Torrealba, el Alcalde de Sucre, Carlos Ocaríz y el Gobernador de Lara, Henry Falcón.

Mucha sorpresa e indignación causó ver a quien ¨supuestamente¨ había sido despedido como representante de la MUD, Timoteo Zambrano, quien causó mucho malestar en la oposición por sus declaraciones con respecto al posible retiro de Venezuela del Mercosur.

Igual de indignante fue ver de nuevo a Jorge Rodríguez en la mesa de negociaciones, después de haberlo visto comandando las hordas fascistas que entraron a la Asamblea Nacional como ganado desbocado, causando daños y hasta hiriendo y robando a algunos de los presentes.

Anuncios
Anuncios

Pero en medio de estos desagradables inconvenientes, en #Venezuela se ha observado el arcoíris en dos oportunidades seguidas, luego de haber llovido con fuerza y hasta se le ha tomado fotos a una nube que reflejaba el mapa de Venezuela con mucha claridad.

Esa así como en medio del arcoíris y las lluvias, los venezolanos han recibido con beneplácito la presencia del Monseñor José María Celli , enviado del Papa Francisco, para mediar entre el régimen y la oposición venezolana y ayudarlos restaurar el hilo constitucional.

Pero creer que el régimen actúa de buena fe no es lo que la oposición percibe, ya que mientras las dos partes se reúnen y  Nicolás Maduro promete #Diálogo ofreciendo paz y amor, al mismo tiempo siguen las encarcelaciones a jóvenes inocentes y a la esposa del preso político, Leopoldo López, se le niega la visita por no querer firmar un documento donde ella asegure que no se le están violando sus derechos humanos.

Anuncios

Si es bien cierto que ya fueron liberados cuatro de los presos políticos, no es esa la señal que la oposición exige para continuar con el diálogo, sino liberarlos a todos, recuperar el derecho a elecciones libres y aceptar la ayuda humanitaria, entre otras cosas.