Si el próximo martes, #Donald Trump logra la presidencia de Estados Unidos, cerca de 11 millones de personas, inmigrantes sin documentación en regla, correrán el riesgo de ser deportadas. Así al menos lo prometió el candidato republicano al inicio de su campaña.

Sin embargo, el voto latino, lejos de pensarse una obviedad aparece con sorpresas. Las últimas encuestas colocan al Donald Trump por encima de Hillary Clinton en el estado más hispano del país, Florida. Un 20 % de sudamericanos residentes en Estados Unidos y con derecho a voto cree que apoyará a Trump en las urnas este martes.

Los comentarios desagradables, las acusaciones por agresiones sexuales, la discriminación racial, de los que se acusa al magnate son solo injurias para denigrarlo en campaña.

Anuncios
Anuncios

Los que sí creen en él, no temen gritarlo a los 4 vientos y explicar que el muro en la frontera con México y lo miles de inmigrantes que serán expulsados del país, son parte de una política de seguridad que ellos agradecen. Mantienen que ningún inmigrante honrado será expulsado, solo lo harán los criminales. Florida es un sitio clave en los sondeos y Trump aventaja a Clinton con los votantes que, deberían según la lógica ser de ella.