Ningún candidato los convencía del todo, pero una vez puestos a elegir lo hicieron con fuerza y seguridad. Votar al “menos malo” parece una costumbre que comienza a echar raíces en países democráticos. No obstante, los sudamericanos que han votado a Donald #Trump, no han dudado en repartir culpas, “los medios de comunicación lo demonizan”, “no es lo que los medios dicen”, justifican.

La fan page de Facebook, latinos e hispanos a favor de Trump, tiene más de 31 mil seguidores. Hispanohablantes que promueven por las redes sociales, no solo los mensajes de su candidato, sino los deslices de su oponente, Hillary Clinton.

Para los que han decidido su voto sobre el final de la campaña, la personalidad del republicano se ha impuesto.

Anuncios
Anuncios

Este número minoritarios de inmigrantes que apoyan a Trump, creen que tiene la personalidad suficiente para imponerse a políticas fuertes como China.

El mayor temor, paradójicamente, de los inmigrantes residentes en EEUU, es el de la inmigración árabe. Temen más atentados terroristas y una política ambigua y descentralizada contra el ISIS. #Estados Unidos