Finalmente Estados Unidos ha hablado: el electo nuevo presidente de Estados Unidos es el multimillonario Donald Trump. Individuo sin ninguna experiencia política previa, solo conocido por sus apariciones en televisión, productos y empresas . Este es un hombre que no pasa desapercibido ni por sus polémicas declaraciones sobre su visión de vida ni tampoco por su presencia física, alto, con mirada penetrante y su cabello rubio.

Se presentó como un candidato que al parecer todo el mundo consideraba que no iba a llegar demasiado lejos con su objetivo de ser mandatario, sino más bien un capricho personal por "hacer algo interesante", además de dedicarse a su retail, familia y enorme fortuna.

Anuncios
Anuncios

Su campaña política se caracterizó por un discurso acentuado en el nacionalismo "Make America Great Again", para "devolverle" a la primera potencia mundial su "lugar" como líder del planeta y su popularizado "american dream". Un segundo elemento de su discurso fue el racismo hacia los mexicanos, exponiendo que le hacen daño al país y para evitar su entrada construirá un muro cuasi a lo que ocurrió en la Alemania oriental y occidental durante la guerra fría. Tercer factor, su discriminación contra la religión musulmana y sus adeptos, adoptando lo que en su momento dijo el ex presidente George W Bush al entrar en guerra con Irak, "el eje del mal". Un cuarto punto es su sexismo y machismo para con las mujeres, considerándolas en una situación de inequidad con el hombre y como objeto de juego, publicidad y sensacionalismo.

Anuncios

Estas cuatro cosas suponen apelar a lo más prístino que tiene el ser humano y al mismo tiempo un modo muy sencillo de captar la atención de la gente. Un fascismo que nos recuerda lo peor de la historia política del siglo XX: a Hitler, Stalin, Mussolini. Esto es un espejo de lo que una parte importante de la población estadounidense cree y siente, la que tiene menos educación, rural, de avanzada edad y con un resentimiento hacia la élite del país, hacia los poderosos en general. Cuestión que no es solo de de esta nación, sino que es un fenómeno que tiene toda sociedad industrializada o en vías de industrialización. #Donald Trump