En plena lucha por el Referendum constitucional que podría cambiar el destino de un país, los contrarios a la reforma sacuden a un posible fraude electoral en los votos de los italianos residentes en extranjeros.

Es el comitado a favor del no, pese a tener una clara ventaja en los sondeos, a llamar la atención sobre el tema. El profesor y constitucionalista Alessandro Pace declaró el pasado miércoles que el comitato del no (del cual es voz autorevole) "recurrirá en el caso en que el voto de los 'extranjeros' sea determinante para aprobar la reforma". La declaración no se debe al hecho de considerar los italianos residentes al extranjeros como ciudadanos de segunda.

Anuncios
Anuncios

Más bien por miedo que aquellos sobres contenente la votación, sea manipulada para cambiar los resultados del referendum.

Muchos residentes en otros países se han rebelado a esta idea confiando en el sistema onesto de los diferentes consulados italianos por el mundo. En las redes sociales garantizaron que el sobre llegó intacto.

Los dos comitatos serán recibidos por el ministro de los asuntos exteriores en su despacho para pedir una bajada de tono en las campañas, ya que se está convirtiendo en una batalla campal olvidando el objetivo del referendum y los puntos de la reforma, para enfocarse sobre los personajes promotores como el premier Matteo Renzi y la diputada Boschi. Además se pedirán informaciones sobre la letra que el comitato "Basta un sí" envió a los italianos domiciliados al extranjeros.

Anuncios

Un golpe bajo según muchos por el hecho que el comitato contrario no pude enviar ninguna carta propagandistica.

Cuando la diferencia entre sí y no se acerca según los sondeos, los 'extranjeros' efectivamente pueden convertirse en el voto decisivo. Luigi Di Maio, gerente en Parlamento del Movimiento 5 estrellas declaró sentir "olor de fraude". Frente a las dudas tomó palabra el senador democratico Francesco Giacobbe elegido en Australia. "No existe esta posibilidad. Los que hablan de recursos sacude a espantajos. Normalmente habla así quien pierde las elecciones", afirmó.

También el segretario del Partido Democratico en Estados Unidos, Sergio Gaudio, intervino para quitar dudas sobre la legalidad y recordar el servicio de los diplomáticos italianos que hacen en otros países. "Me gustaría que se sopesaran mejor las palabras en el respeto de los que trabajan y contribuyen al País desde lejos".

El tema del voto de los italianos domiciliados al extranjeros parece haberse convertido en otro capitulo de la implacable lucha entre los a favor y contrarios a la reforma constitucional. Sorprende que el comitato que es dado como favorito a la victoria, sea el que divulga el miedo a "fraudes e ilegalidades de voto". #Italia #Política #Referéndum