Primero vamos a felicitar a la elección del pueblo estadounidense en la persona de Donald Trump, y pasemos de inmediato al análisis de la situación política de todo el planeta, ya que los mercados bursátiles se desploman, el precio del petróleo baja escandalosamente, y en lo interno de #Estados Unidos una ola de solicitudes de visa ha hecho que colapse el sitio web de Canadá por ejemplo, mitines y manifestaciones de hispanos rechazando al nuevo inquilino de la Casa Blanca, los pobladores al grito de "Not my president" no es mi presidente, hacen sentir su repudio por las heridas de una campaña extremadamente peculiar y altisonante. Los manifestantes han quemado llantas y contenedores de basura, las ciudades de Nueva York Santa Bárbara, Seattle (Washington), San Diego, Portland (Oregón), registran similares actos.

Anuncios
Anuncios

#CalExit, California exit, es la rabia de los perdedores en la elección general ya que en este Estado la demócrata Clinton le dejó bastante atrás al nuevo presidente Trump, se alientan aunque en voz baja de malos perdedores, situaciones estatales y de salida de la Unión, por estos motivos es tan importante la fecha en la cual asume el cargo el nuevo presidente.

Después del mandato de Washington, las autoridades decidieron realizar la investidura presidencial el 4 de marzo, día en que se reunió por primera vez el Congreso de los EEUU en 1789. En los pasados dos siglos anteriores esta fecha era incómoda puesto que algunos presidentes morían en el cargo y podían morir antes de llegar a asumirlo.

La Vigésima Enmienda de la Constitución de ese país decidió que el Congreso se reúna los primeros días del año, y así el poder legislativo opta por reunirse el 3 de enero, y el presidente tomará posesión el 20 de enero de cada elección presidencial.

Anuncios

Cuatro meses era mucho tiempo sin embargo los dos meses de espera actuales le permitirán al gobierno saliente arreglar la caja fiscal y entregar el cargo sin inconvenientes de ninguna naturaleza.

Los presidentes de todos los países del mundo están presentando sus saludos y felicitaciones protocolarias, entre ellos y los primeros han sido Rusia, China, los países árabes, los países sudamericanos, está muy claro que todos lo van a hacer, el grado de sinceridad de la felicitación corre por cuenta subjetiva, es así que Marine Le Pen, la líder ultraderechista francesa, ha felicitado a Trump y ha extendido su saludo al “pueblo americano libre”. #Depresión #Donald Trump