Más de la mitad de la población habilitada para votar, prefirió no hacerlo. Ese porcentaje tan alto de abstenciones, ha sido tan llamativo como que ganara un no ante a la paz. El mundo mira absorto la decisión colombiana.

El pasado domingo, 35 amillones de colombianos tenían la oportunidad de elegir si finalizaba el conflicto armado y se deba inicio a un período de paz estable en el país. La diferencia ha sido mínima, pero ha bastado para dar un resultado definitivo: no.

Esa pregunta tan simple engloba un acuerdo que ha llevado cerca de 4 años negociar. Ese pacto está plasmado en un documento de alrededor de 300 páginas en las que se detallan los cambios económicos y políticos, las obligaciones y los puntos que se transformarían de obtener el acuerdo.

Anuncios
Anuncios

Uno de los apartados que, según quienes han analizado el resultado, ha llevado a que ganara el no, es el de las penas tan leves a quienes admitan sus delitos. De lo acordado, los que reconozcan sus crímenes, serán sometidos a trabajos en favor de la comunidad, mientras que quienes no lo hagan o se arrepientan tarde, serán condenados con entre 5 y 20 años de cárcel. #Colombia #FARC