Según datos del Registro Nacional de Femicidios, elaborado por el gobierno argentino, un total de 235 mujeres fueron asesinadas en este país en 2015. Una cifra que establece un fatal promedio de un crimen cada 36 horas. El asesinato por violación y sobredosis de Lucía Pérez, adolescente argentina de 16 años, ha supuesto un antes y un después en la sociedad Argentina que grita por un cambio.

Por primera vez, hoy 19 de octubre, se ha convocado un “Paro Nacional de Mujeres” entre las 13.00h y las 14.00h, donde están llamadas a suspender cualquier actividad durante una hora: “en tu oficina, escuela, hospital, juzgado, redacción, tienda, fábrica o donde estés produciendo, para una hora para exigir "Basta de violencia machista, vivas nos queremos".

Anuncios
Anuncios

Lucía tenía 16 años cuando el pasado 8 de octubre fue violada, empalada y obligada a consumir altas dosis de cocaína y marihuana en Mar de Plata. Tras abusar de ella, limpiaron su cuerpo y la llevaron a un hospital donde los médicos intentaron reanimarla sin éxito. Los culpables intentaron hacer creer que se trataba de una sobredosis. Una vez hecho el examen forense, se concluyó que había sido brutalmente asesinada.

Tres hombres han sido detenidos, pero se sospecha que son más los que han participado. La sociedad argentina lo ha calificado como uno de los crímenes más salvajes del país. La fiscal del caso, María Isabel Sánchez, relata que “sé que no es muy profesional decirlo pero soy mamá, mujer y he visto mil cosas durante mi carrera pero nunca nada igual como esta conjunción de hechos aberrantes”.

Anuncios

Lucía conoció a Matías Farías, de 23 años, y Juan Pablo Offidani, de 41, el día anterior a su asesinato tras la salida del colegio. Su objetivo era comprar un poco de marihuana y para ello solamente tenía que desplazarse a casa de Farias. Una vez allí, la retuvieron y fue obligada a consumir grandes cantidades de cocaína y marihuana, además de ser violada tanto vía vaginal como anal.

Los asesinos la forzaron con diferentes objetos causando a la menor un reflejo vagal, que tuvo como consecuencia su muerte. Farías, Offidani y un tercer hombre de 61 años han sido detenidos por un presunto caso de homicidio, pero los abogados solicitan que se investigue como feminicidio contemplado en la ley argentina desde el año 2012 y penado con la muerte. Tras la convocatoria de la marcha, Guillermo Pérez, padre de la víctima, denuncia que la familia está recibiendo amenazas.

Lucía Pérez no es un caso único. Desde su muerte han asesinado a otras tres mujeres en Argentina. Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá), Ni Una Menos y otras 49 asociaciones organizan las marchas en Argentina siguiendo el lema ##niunamenos y bajo el título ##miércolesnegro a la que esperan que se le sume Perú, Argentina, México, Colombia y España.

Anuncios

En el último año, 235 mujeres han sido asesinadas y 236 hombres han sido imputados. De todos estos casos, 46 tenían denuncias previas. Al menos 203 niños han perdido a sus madres. Un total de 101 víctimas tenían edades comprendidas entre los 21 y los 40 años. En un 58% de los casos, los asesinos eran su pareja. Lucía entra dentro de un porcentaje, en un 5% los asesinos eran desconocidos. #luciaperez