Baxter es un perro diminuto y de edad considerable, que desafortunadamente se ha convertido en otra de las tantas víctimas de maltrato animal que vemos a diario. El can de 14 años, vivía con un dueño que lo maltrataba a menudo. Un día, el hombre le propinó tal paliza que las consecuencias fueron irreversibles para él. Fue uno de sus vecinos quien alertado por el ruido que provenía de la casa, dio aviso para que acudieran a rescatar al animal.

La Nebraska Human Society se encargó a acoger a Baxter en su refugio, donde recibió todos los cuidados que necesitaba. El pequeño estuvo al borde de la muerte, pues en el momento de su rescate solo pesaba 9 libras y había perdido la consciencia por los golpes.

Anuncios
Anuncios

En su recuperación fue necesaria una dieta constante y balanceada, terapias y asistencia médica, que al menos lograron devolverle su salud habitual.

Sin embargo, el perrito también quedó con un daño cerebral permanente, por culpa del amo irresponsable que tenía. A causa de ello, Baxter se tambalea un poco al caminar y no puede hacerlo tan rápido como otros perros, además de que su cabeza siempre se mantiene ligeramente ladeada. Eso no ha sido obstáculo para encontrar a una nueva familia, que hoy le da todo el amor que se merece.

Gracias al vídeo en Youtube que Nebraska Human Society subió para darlo a conocer, su adopción fue relativamente rápida y ahora vive con personas con las cuales se siente muy agradecido.

Es una mascota cariñosa y leal, que no ha perdido la alegría de vivir pese a las terribles circunstancias en las cuales le tocó vivir.

Anuncios

Todos los días, su nueva familia lo observa y se da cuenta del maravilloso guerrero que es, pues con todos sus años y su tamaño fue capaz de sobrevivir.

Esto nos recuerda que los #Animales tienen tanta o más fuerza de voluntad que las personas. Someterlos a maltratos y violencia es tan repulsivo como atacar a cualquier ser humano. Si alguna vez te encuentras con un animal en problemas, no dudes en brindarle tu ayuda pues siempre te agradecerá.