Por extraño que parezca, si eres un auténtico amante de los #Vinos y, te gusta estar al día con sus variedades, lo que te vamos a contar a continuación puede quizás, parecerte ‘’exquisito’’.

El catar un vino, o tomarlo en las comidas es algo habitual en muchas casas. Su sabor hace que combine con muchas comidas y, además, incluso diversos estudios han mostrado que una copa al día, no sienta del todo mal a nuestra salud.

El magnate republicano, adquirió el pasado 2011 en Monticello unos viñedos. Es justo el mismo lugar donde Thomas Jefferson antaño, cultivó las primeras viñas del Nuevo continente allí, en los Estados Unidos.

Anuncios
Anuncios

#Donald Trump, no es un hombre al que le guste dejar las cosas a medias y cuando se trata de negocios, procura que sean beneficiosos para todas las partes partícipes.

Por ello, invirtió en su finca unos 20 millones de dólares. La cual, es la más grande existente de las 281 que podemos encontrar ubicadas en Virginia. Eric, uno de sus hijos es el actual dueño de la bodega.

’La verdad es que no soy una auténtica Sumiller. Organizamos de vez en cuando degustaciones que tienen bastante éxito. Muchas de ellas, se expanden por Europa. Los americanos no entenderían jamás porqué hay que escupir el vino, es un ejemplo’’. Advirtió Gena.

La fabricación empezó desde el Blanco de Blanco 2009 que llegó a ser medalla de Oro en la ciudad de San Francisco. Un importante reconocimiento.

Pasando por el famoso Cab Sauv 2015 que traducido es un Cabernet Sauvignon. Una auténtica elegancia con aroma de moras.

Anuncios

Por ello dicen que, Trump, realmente hace muy buen vino.

Además, afirman que desde que el magnate es candidato a la presidencia, las visitas al viñedo son recurrentes y muy fluidas.

Incluso hay señores que adquieren una gorra que pone ‘’Make America Great Again’’ la cual tiene un valor de 25 dólares (unos 22 euros) el mismo valor que un Vino Blanco de Blanco.

Si te entró verdadera curiosidad, hasta el momento se sabe que los vinos de Trump a día de hoy, se pueden adquirir en Escocia, Canadá, Panamá y la India.