El candidato republicano a las próximas #Elecciones por la casa blanca, Donald Trump (Nueva York, 1946), ha sufrido uno de los más grandes reveses de su campaña presidencial al filtrarse un vídeo del año 2005 en el que emite comentarios lascivos sobre las mujeres. El vídeo muestra como Trump se jacta de intentar tener relaciones sexuales con una mujer casada y de poder manosear mujeres a su antojo. 

Tras la polémica, el millonario ha pedido disculpas públicas a través de un vídeo. Sin embargo, el escándalo ha desatado un efecto mariposa contra el candidato, desde su ex esposa, Melania Trump, que ha catalogado las palabras de su anterior marido de ""inaceptables y ofensivas", hasta republicanos que han retirado su apoyo a la campaña, como el senador y ex candidato presidencial John McCain, el presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan, o el actor y ex gobernador por California, Arnold Schwarzenegger.

Anuncios
Anuncios

A horas de efectuarse el próximo debate televisado entre Trump y su contrincante, la ex Secretaria de Estado, Hillary Clinton, en la Universidad de Washington en San Luis, la prensa de #Estados Unidos ha rechazado en masa al republicano. El tabloide "USA Today" y un columnista de "The Wall Street Journal" se han sumado a otros diarios de referencia contra el empresario. Newsweek, por su parte, ha revelado que #Donald Trump intentó hacer negocios en Cuba violando el embargo económico impuesto años atrás contra la isla y el gobierno de Fidel Castro.

La inminente votación por la demócrata Hillary Clinton, según fundamenta el Wall Street Journal, se fundamenta en que "es lo único que puede impedir el reino del presidente más inestable, orgullosamente desinformado y psicológicamente incapaz que nunca haya entrado en la Casa Blanca".

Anuncios

Durante el primer debate presidencial, la ex primera dama atacó el machismo de Trump tras los dichos contra la ex miss universo Alicia Machado, a quien calificó de "Miss Cerdita" y "Miss Empleada Doméstica" en alusión a su aumento de peso y sus orígenes hispanos. La misma familia Bush, oligarcas del partido republicano, han retirado también su apoyo a Trump por la carrera presidencial.