El presidente colombiano Juan Manuel Santos (Bogotá, 1951) ha anunciado este domingo que donará el monto del #Premio Nobel de la Paz a las víctimas del conflicto armado de las Farc. La suma de 820 000 euros, será entregada a quienes han sufrido la violencia en #Colombia. "El Nobel es un mandato del mundo entero para que juntos consolidemos la paz que anhelamos. No desfalleceré ni un solo minuto. Su deseo de paz se hará realidad, me encargaré de que así sea" ha manifestado el jefe de Estado en una visita oficial a Chocó, donde se reunió con sobrevivientes de la matanza de Bojayá.

El proceso de paz entre el gobierno colombiano y las Farc sufrió un duro revés el pasado 4 de octubre tras la votación de un referéndum, donde el 50,2% de la población votó en contra del acuerdo de paz frente a un 49,7%.

Anuncios
Anuncios

Ante la expectación mundial que supuso el resultado, los colombianos se opusieron a algunas cláusulas del documento, que entre otras acciones, liberaría a guerrilleros acusados de asesinato a cumplir penas de prisión y percibirían un sueldo por parte del Gobierno para reintegrarse a la sociedad. 

Con una abstención de más del 60% de la población votante, el acuerdo de paz supuso un fracaso político para Santos y la victoria de la principal figura de la oposición, el ex presidente Álvaro Uribe, hundiendo al país en una grave crisis y limbo político después de 52 años de guerra.

La cesión del Nobel de la Paz a Santos, bajo la mesa, pretende dotar al actual mandatario de armas frente a la evidencia de una falta de liderazgo en la política colombiana. Periodista y economista, #Juan Manuel Santos se desempeñó como Ministro de Comercio Exterior, Hacienda y Defensa antes de ser elegido presidente de la República, cargo que ha desempeñado durante dos mandatos con 9 millones de votos en la primera elección, una de las mayores votaciones en la historia electoral del país sudamericano. 

Santos recibirá el Nobel el próximo 10 de diciembre en una ceremonia oficial en Oslo por su intento de llegar a un acuerdo con las Farc, pese al infructuoso plebiscito que puso esta semana los ojos del mundo sobre Colombia.