De vez en cuando, nos toca recibir lecciones importantes de parte de quien nunca sospechábamos que vendrían, como demuestra la historia de hoy.

Mark Horsley es un sargento de Vancouver, Canadá, que solía tener una imagen pésima acerca de los vagabundos, prostitutas y jóvenes de la calle. Para él, todas estas personas no era más que un daño para la sociedad y se había propuesto arrestar a tantos como fuera posible, pues sospechaba de tráfico de drogas en un barrio en especial de su ciudad.

Con el fin de lograrlo se encubrió con una identidad muy especial: la de un anciano discapacitado. Horsley se disfrazó y se sentó en una silla de ruedas, quedándose peligrosamente en una esquina de la calle.

Anuncios
Anuncios

Aparentemente era un blanco fácil para cualquier ladrón, pero él estaba preparado para defenderse.

Sin embargo no fue necesario, porque la gente que se acercó a él aquella tarde terminó dándole una gran lección. Y es que todos esos individuos de los que hablaba tan mal, prostitutas, desamparados y drogadictos, fueron especialmente amables con él. Muchos se aproximaban para preguntarle que le había ocurrido, a lo cual Horsley contestaba con una peculiar historia: había caído en un tanque de tiburones por culpa de su jefe, que lo atacaron quitándole toda su movilidad.

Entre las personas que se le acercaron, hubo quienes le ofrecieron palabras de consuelo para soportar su fingida situación, otros le llevaron algo de comer y algunos más se quedaron para rezar juntos por su salud. Una experiencia hermosa que asegura, lo ha marcado para siempre.

Anuncios

"No hubo nadie que se aprovechara de mi 'vulnerabilidad' y eso me sorprendió bastante", comentó más tarde.

Al final, Horsley no obtuvo ningún informe relevante para su investigación por tráfico ilegal de drogas. Sin embargo aprendió que no está bien juzgar sin antes conocer a la gente. Algunas personas podrán tener un estilo cuestionable de vida; probablemente porque no les queda otra opción, más en el fondo siguen siendo valiosas y están dispuestas a ayudar a los demás. #Accidentes