Es una manera de ver la diferencia de costumbres entre un país y otro, pero estos días ha pasado entre varios periodistas franceses que al ver en la portada del diario #El Mundo, el otro día, una larga entrevista a Nicolas #Sarkozy, ex Presidente de su país (2007-2012), cuando leyeron el nombre de la persona autora de la misma, alucinaron en colores, como dice la frase coloquial.

El periodista Henry de Laguérie, que al contrario que sus otros colegas y compatriotas informa desde Barcelona (los otros desde Madrid), informaba el pasado miércoles en su cuenta de Twitter que “Sarkozy concede una entrevista a El Mundo. La ‘periodista’ que le interroga, fue diputada del PP –ala dura–, hasta el pasado diciembre”.

Anuncios
Anuncios

Destaca en este texto lo de entrecomillar la palabra “periodista”, como en “Ciudadano Kane” se entrecomillaba en la Prensa americana la palabra “cantante” al hablar de la amante del protagonista, Charles Foster Kane, al ser ella una pésima cantante de ópera.

 #Cayetana Álvarez de Toledo se hizo famosa hace un año y medio por una historia más bien surrealista: al celebrarse en Madrid las primeras Cabalgatas de Reyes Magos con Manuela Carmena como alcaldesa, ella decidió romper moldes poniendo unos peculiares modelitos a los Reyes Magos, casi al estilo de los chillones diseños de Ágata Ruíz De La Prada, lo que llevó a la señora Álvarez, alucinada e indignada, a acusar a Carmena de traumatizar a su hijo y dijo una frase lapidaria que la ha hecho famosa por los siglos de los siglos: “Jamás te lo perdonaré, Carmena. Jamás”.

Anuncios

Volviendo a lo sorprendidos que están los corresponsales franceses en nuestro país, lo comprendemos, ya que en su país se cuida mucho la neutralidad de quien haga entrevistas a políticos. Laguérie, manteniendo un debate por Twitter con sus otros colegas corresponsales, como Maurice De Taillac (Le Figaro), decía: “Es una práctica cada vez más extendida en España”, y cuando otro tuitero comentaba asombrado “Periodistas franceses ‘flipando’ de la neutralidad de la Prensa española a raíz de una entrevista a Sarkozy”, Laguérie le contestó, como quien ha visto de todo en la vida y ya nada le asombra: “Flipando, no. Ya estamos acostumbrados. En Madrid y en Barcelona”.

Se refiere a que, al residir en la capital catalana, conoce cómo es el Periodismo en la ciudad, aunque sabe, como nosotros, que las Prensas de Madrid y de Barcelona son muy diferentes, igual que sabrá que también lo es el cine hecho en Madrid y el de Barcelona, éste último más parecido al cine francés que al español, tanto en planteamientos como en la calidad de sus diálogos, que a veces parecen escritos por François Truffaut. Pero conoce bien los vicios que ha detectado en la Prensa de aquí, por eso los comenta, igual que Juan Pedro Quiñonero, veterano corresponsal español en París, comentaba lo que, como español, veía en la manera de ser francesa.

Anuncios

La conclusión de este asunto es que Cayetana Álvarez De Toledo no parece la más adecuada para hacer una entrevista objetiva a Nicolas Sarkozy, conociendo nosotros las peculiaridades del entrevistado, como su habitual pose de tipo duro, su extremismo político de márketing y que cuando le presentaron a Carla Bruni, él saludó a ella con una broma grosera al estilo Torrente (“Usted y yo podríamos ser como Marilyn Monroe y Kennedy”, dijo).