La negativa por parte del pueblo colombiano a aceptar los tratos del Presidente Juan Manuel Santos con la #FARC, ha sido una gran sorpresa para los extranjeros y nacionales en este día histórico de #Plebiscito en #Colombia.

Después de que las encuestas daban como eventual ganador al SI, a última hora el NO repuntó en los votos de la mayoría de los colombianos quienes no estuvieron de acuerdo con la cantidad de beneficios que el acuerdo SANTOS-FARC le iba a dar a este grupo guerrillero que tantas lágrimas le ha hecho derramar a los colombianos.

Con los medios del estado en contra, con el apoyo de varios presidentes latinoamericanos y hasta del propio Secretario de la ONU, el señor Ban ki-Moon, los colombianos hicieron valer su derecho con un mínimo porcentaje y defendieron la verdadera paz y no la que ofrecieron el presidente Santos y la FARC.

Anuncios
Anuncios

Fueron muchos meses de reuniones, acuerdos, dimes y diretes entre unos y otros, fueron muchas comparaciones con sus vecinos venezolanos y lo que están viviendo por confiar en el amigo de las FARC, Hugo Chávez.

¿Fue la conciencia o el miedo lo que hizo que ganara el NO?

A pesar de que algo así era impensable para el Gobierno del Presidente Santos, su mensaje a la nación fue el que debía dar, apoyo y aceptación del NO y un llamado a continuar con el proceso de paz, pero en los términos que de ahora se acuerden con los diferentes partidos de Colombia.

Ahora es tiempo de que la FARC demuestre que realmente quiere paz aceptando este plebiscito y respetando la voluntad de los colombianos, quienes con un poco más de la mitad de los votos rechazaron ese acuerdo que les daba la garantía de salir ilesos después de tantos crímenes cometidos.

Anuncios

La población colombiana habló, demostró su talante democrático y su sed de verdadera justicia, ahora toca a la FARC responder a la altura de sus conciudadanos y de ese pedido de paz que tanta falta le hace a los colombianos después de 52 años de guerra.

Algunos dirán que perdió Santos y ganó Uribe, pero la verdad es que quienes ganaron fueron todos los colombianos, independientemente de su voto porque al final, ganó la Democracia.